Foro 100% Yaoi/Yuri/Hetero...el unico limite es la imaginacion
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Un Cumpleaños para Recordar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Un Cumpleaños para Recordar   Jue Feb 24, 2011 2:40 pm

Ese dia se habia levantado muy temprano, o mas bien dicho Shara y Tia le habian despertado cantandole feliz cumpleaños llevandole una pequeña torta que compartio con ellas junto con Sanya y Rain, despues de eso vio salir a Tia diciendole que dentro de un rato su regalo de cumpleaños llamaria a la puerta asi qu con ayuda de Shara se ducho, vistio y arreglo con una camisa de estilo oriental negra con vivos en rojo y unos pantalones negros de seda, con lo que su cabello rojo resaltaba y contrastaba perfectamente. Y ahora ahi estaba, esperando a que su obsequio llegara, aunque no podia evitar sentirse algo nervioso.


Spoiler:
 
------------

Sebastian se había levantado temprano como siempre. Presentía algo curioso en el aire, pero no podía adivinar que era, o al menos asi fue hasta que Darius, su compañero de trailer, le recordó convenientemente que aquel era el día del cumpleaños de Grell. Ahora todo tenía sentido y presentía que aquel iba a ser un muy largo día.

El peliplata le entregó una cajita envuelta para que se la diera al pelirrojo si lo veía, para luego ir a ocuparse de un par de reuiniones pendientes. Sebastian, luego de acomodar todo en el remolque, salió a tomar el desayuno en la carpa/cocina, encontrandose en el camino con Tia, la cual después de una rápida conversación, terminó por irse a sus queaceres también. Luego de que se fuera, el pelinegro quedó un tanto perplejo un instante, con la sensación de haber olvidado algo importante antes de "recordarlo" súbitamente. ¡Era el cumpleaños de Grell! Y ni siquiera le había comprado nada descente.

Bueno, tal vez eso podría hacerlo luego, por ahora, al menos, iría a saludarle con... un ramo de rosas. Si, era lo mejor que se podia hacer. Se acomodò las mangas de la camisa negra que usaba, con adornos en los puños arremangados y el pantalon de cuero negro y los guantes de motociclista antes de presentarse en el remolque del menor, tocando la puerta un par de veces y, cuando salió, entregandole el ramo de rosas con elegante y seductora sonrisa. - Feliz Cumpleaños Grell... - Le saludó.




Spoiler:
 

------------------

Despues de un rato de impaciente espera, el pelirrojo estaba dando vueltas de un lado al otro como si quisiera hacerle un agujero al piso. Cuando escucho los toquidos en la puerta dio un pequeño salto y se quedo inmovil unos instantes contemplandola antes de decidirse a abrir y vaya sorpresa que se llevo al ver ahi a Sebastian con un ramo de rosas, o sea... el sabia que iba a ir, pero de eso a tenerlo ahi frene a el con esa sonrisa encantadora deseandole feliz cumpleaños, le hizo temblar hasta las puntas del cabello. -Gracias... crei que... no lo recordarias...- logro articular por fin algunas palabras in dejar de mirarlo, ganas no le faltaban de pellizcarse para ver si no estaba soñando, capaz y se habia quedado dormido esperando a que llegara.


------------------

La sonrisa de Sebastian se marcó aún más en sus facciones al notar que el pelirrojo se quedaba sin habla. Pobre, de seguro no se lo esperaba. - Son para tí... - Le dijo, al notar que en su nerviosismo parecía haber ignorado el ramo de rosas. Le tomó las manos, con las suyas enguantadas, y las puso en las del pelirrojo, luego dejó caer las suyas y las metio en sus bolsillos. - ¿No me invitas a pasar? - Inquirio con aquella expresión arrebatadora, tan propia suya, al notar que el menor seguro seguía nervioso - Seguro has de tener un montón de cosas planeadas para tu cumpleaños... - Comentó - ¿Ya has desayunado? - Le preguntó con amabilidad.



-------------------

Se sentia medio embobado aun cuando el eplinegro tomo sus manos y eso casi lo hace derretirse -son.... muy hermosas...- respondio con una sornisa y despues se sonrojo -eh?... ah si si pasa por favor, perdon tengo pajaritos en la cabeza, mas de lo normal- rio algo nervioso cediendole el paso para despues cerrar la puerta y buscar donde poner las rosas en agua -pues... de hecho no planee nada, no sabia si Drocell me daria el dia libre hasta esta mañana que Shara me dijo, y realmente lo unico que he hecho fue compartir un pequeño pastel con ella y los demas del remolque- se sentia algo extraño, era la primera vez que hablaba tanto tiempo con Sebastian sin que este le diera un zape o un codazo o algo, aunque no era desagradable estar mas calmados para variar.


----------------

Sebastian se introdujo al remolque en cuanto el pelirrojo le dio paso. Escuchó su historia con interés mientras tomaba asiento en una de las sillas observando el trailer hecho un desastre por los otros cuatro integrantes del mismo. El pelinegro, de aspecto tan ordenado y pulcro, casi desentonaba totalmente con el lugar. - ¿Debo entender con eso que aún no has desayunado como se debe? - Inquirió, mirandolo con sus ojos centelleantes y las manos cruzadas sobre el rostro - Porque, en ese caso, lo mejor sería que nos fueramos a desayunar... - Señaló - Aprovechemos el tiempo libre antes de la función de esta noche, ¿no te parece? - Inquirió, volviendo a sonreirle de aquella manera tan seductora y elegante que tan bien sentaba a sus altivas facciones.



------------------

Finalmente encontro un florero que seguramente pertenecia a Shara y dejo ahi las flores vertiendo un poco de agua par amantenerlas frescas y entonces girar su atencion al pelinegro -pues no realmente... solo comi pastel, aunque claro la mitad termino en mi rostro por los juegos de Rain y Sanya asi que... me encantaria ir a desayunar...- lo siguiente que escucho era algo que antes solo en sus sueños guajiros habia pensado el otro le diria lo que le hizo sonreir con emocion -aprovechar... acaso me estas invitando a salir Sebas-chan?- pregunto sin poder ni querer borrar su sonrisa


------------------

Ante las palabras de Grell, la sonrisa del pelinegro brilló con un tanto más de malicia antes de cruzarse de brazos y responder. - Por supuesto que no... - Dejó unos segundos de silencio, captando de reojo la desilución en los ojos del pelirrojo, solo para molestarle antes de salir. - No te estoy invitando porque de todos modos igual saldremos, asi que no tiene sentido que pregunte... - Señaló. Se levantó entonces del asiento para salir del remolque. - Iremos en mi moto... Sino te molesta tener que sostenerte de mi - Le señaló con picardía antes de abrir la puerta, mirandole por encima del hombro - Vamos... - Le llamó, para dirigirse hacia donde la guardaba, llevandose la mano al bolsillo de nuevo para descubrir la cajita que Darius le había dado. Luego se la daría.



----------------

En cuanto escucho la respuesta ajena en sus ojos se vio la tristeza y decepcion que aquello le provocaba aunque solo fue por unos instantes pues sus siguientes palabras le hicieron sonreir nuevamente de felicidad -que malo!... me asustaste, crei que nada mas me estabas alborotando- se quejo aunque imediatamente despues sonrio de nuevo saliendo detras de el tras dejar una nota a Shara y se sujeto del brazo ajeno -no me molesta para nada-


-----------------

Pues en ese caso, a mi tampoco... - Dejó que se tomara de su brazo, al fin y al cabo no le molestaba, hasta que llegaron a la moto a la cual se subió para encender y hacer ronronear un tanto. - ¿Alguna idea de a donde quieras ir? ¿O dejarás que tome esta desición por el dia de hoy? - Inquirió, guiñandole un ojo, mientras tomaba un casco de alguna de sus otras motos para entregarselo al pelirrojo. - Sea como sea, de cualquier forma ponte esto, no quiero que la policia valla a encarcelarnos justo en tu cumpleaños - Le bromeó con media sonrisa maliciosa que pronto fue cubierta por el casco negro cuando se lo puso. - Vamos, sube... - Le pidió, tendiendole una mano para ayudarlo.

Spoiler:
 

---------------------

-Pues... que tal si me sorprendes como parte de mi obsequio y me llevas a donde tu elijas- despues de todo mientras fuera con Sebastian el se dejaba llevar a donde fuera. Tomo el casco y se lo puso despues de contemplar esa sonrisa para despues con ayuda del pelinegro subirse a espaldas suyas y sujetarse de su cintura. La ultima y unica vez en que habia subido con el a una motocicleta fue cuando le salvo el pellejo.


--------------------

- Esta bien, me parece justo... - Aceptó, ayudandolo a subir a la moto, obligandole a acomodar sus manos alrededor de su cintura antes de arrancar rápidamente. Ya tenía pensado el lugar donde le llevaría; en el parque central habia una cafetería al aire libre cuyos deliciosos desayunos eran muy famosos asi que lo llevaría ahi. Condujo a prisa por las calles casi vacias por la hora de la mañana y al llegar al parque, estacionó la moto donde no estorbara, antes de bajarse de ella con el pelirrojo frente al lugar. - Hemos llegado. Espero te guste - Murmuró, mientras uno de los meseros les ofrecía una mesa.


Spoiler:
 

------------------

No tuvo que rogarle para que se sujetara de su cintura pues lo hizo con gusto quedando bien pegadito a el. El trayecto se le hizo demasaido corto, o era porque estaba disfrutando de ir en la moto con Sebastian?... Finalmente llegaron a la cafeteria Grell sonrio pues era muy agradable y tenia una increible vista del parque. -El lugar es increible!... ven, sentemonos mejor en una mesa cerca de la fuente si?... me gusta la brisa del agua-


---------------

- Me alegra que te guste - Le sonrió ladinamente al pelirrojo antes de dejarse guiar hasta donde le indicaba, una mesa cercana a la fuente. A pesar de todo, seguían teniendo una vista increible del parque. Le apartó la silla para que tomara asiento y en cuanto lo hizo, la acomodó de nuevo a su sitio antes de tomar asiento frente a él. Un mesero se acercó y dejó los menús antes de retirarse con una reverencia. Sebastian a penas ojeó el suyo, con aquella expresión flemática tan propia suya, antes de bajarlo a la mesa de nuevo y observar los ademanes del pelirrojo. - ¿Que pediras? - Indagó.


-------------

Le encantaba que a pesar de todo Sebastian siguiera sonriendo de aquella manera que siempre le hacia suspirar y poner ojitos de borrego enamorado XD. Por eso mismo fue que no presto atencion en un principio al mesero que les llevo la carta, y no fue sino hasta que escucho al pelinegro le pregunto que ordenaria que realmente se fijo en lo que ofrecia el menu. -Mmm... veamos... esto me gusta, no no!... mejor esto otro... ah no! esto!... esto es delicioso!...- y asi se la paso casi 5 minutos hasta que ante la mirada algo frustrada del mesero finalmente se decidio -quiero un omelet relleno de queso con verduras al vapor y un jugo de manzana grande...- termino de pedir y cerro la carta enfocando entonces de nuevo su mirada esmeralda en el rostro ajeno.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Un Cumpleaños para Recordar   Jue Feb 24, 2011 2:46 pm

Le divertía la indesición ajena y cuando finalmente se decidió, volvió a reir levemente. - Para mí unos huevos revueltos con tocino, scone, tostadas con mantequilla y mermelada y un jugo de naranja - Señaló. El mesero anoto todo, aliviado de que el otro joven no fuera tan indeciso, tomó los menús y se retiro. Sebastian entonces se volvió hacia él con aquella expresión serena tan seductora, apartandose algunos mechones del rostro antes de hablarle. - ¿Entonces? Luego del desayuno... ¿Tienes alguna idea? - Preguntó - ¿O solo pasear por ahi hasta que algo se presente? - Preguntó. Después de todo era su cumpleaños y quería complacer al pelirrojo. Se veía excepcionalmente bien y al detallarlo, no pudo evitar un casi imperceptible sonrojo.



------------------

Despues de que el mesero se fue y el tuvo la mirada intensa de Sebastian de nuevo sobre el, sonrio dejando escapar un leve suspiro mientras se esforzaba por controlar su sonrojo o su rostro terminaria tan rojo como su cabello en esos momentos. -Pues... que tal si damos una vuelta por Central Park?... dicen que es muy amplio y hay paseos en carruajes tirados por caballos! *o*... y ya despues... vemos que mas hacer-


----------------

Notó aquel suspiro y aquello le produjo una ligera risa más procuro disimularla y sólo lo miró con una de esas sonrisas encantadoras tan propias suyas. - Bien, podemos ir a pasear allí, si eso deseas, en cuanto terminemos de comer - Aceptó el mayor - Un paseo a caballo y luego veremos qué se me ocurre... - Musitó con una expresión misteriosa, como si le ocultara algo al pelirrojo. Y es que la mirada de sus ojos siempre llegaba a parecer que algo planeaba.



----------------

El pelirrojo exclamo un gritito de emocion al saber que irian a dar ese paseo atrayendo unas cuantas miradas pero a el le daba igual, pasar el dia con Sebastian era todo lo que le importaba, aunque no pudo evitar quedar intrigado por ese comentario de parte del pelinegro y mas si iba acompañado de aquella sonrisa enigmatica que el sabia era porque algo se maquinaba en la mente ajena -se que ideas es lo que te sobra Sebas-chan... asi que sorprendeme-


----------------

- No te preocupes. Eso es exactamente lo que haré... - Exclamó, sin abandonar su rostro aquella mueca antes de que el mesero volviera con el desayuno de ambos, el cual sirvió con elegancia antes de retirarse. Sebastian pareció asentir, satisfecho de la eficiencia del lugar. - Provecho para el cumpleañero... - Exclamó el pelinegro, esperando a que Grell probara su comida antes de hacer él lo propio, sin despegar la mirada de sus expresiones.


-----------------

A causa de esas palabras y la sonrisa ajena que no desaparecia, en el rostro del pelirrojo aparecio un tenue sonrojo, su vista habia quedado fija en la expresion ajena por lo que apenas y noto cuando llego el mesero con sus respectivos platillos y realmente se percato hasta que escucho aquellas palabras de parte del pelinegro, tomando entonces los cubiertos para probar un bocado de lo que habia pedido, acto siguiente sonreia ampliamente -mmm esto esta exquisito... gracias por traerme aqi Sebas-chan...-


------------------

- Ni lo menciones, es lo menos que puedo hacer por mi payaso favorito... - Le bromeó con una sonrisa elegante, guiñandole un ojp antes de probar él su comida. Realmente estaba delicioso y le encantaba ese lugar por eso; tenía una gran vista y la comida era esplendida. Después de un rato de estar comiendo, no pudo evitar mirarlo y soltó una risa leve porque el pelirrojo se había manchado comiendo. Tomó una servilleta y se le acercó. - A ver, quedate quieto... - Le dijo, mientras le limpiaba, apartandose luego con una risa leve. - Mucho mejor... - Musitó, apartandose.


--------------------

Ante semejantes palabras y gestos, poco falto para que el bocado se le cayera por la impresion, ok sabia que todo esto era debido al regalo de cumpleaños de Tia y Shara y hasta cierto punto era extraño, pero al mismo tiempo lindo pues era todo lo que habia deseado siempre con respecto a la manera de ser del pelinegro con el. Metido como estaba en su mundo de ensueños y cavilaciones, con una sonrisa algo boba cabe aclarar, ni se dio cuenta de que se habia manchado ni mucho menos de como se acercaba Sebastian a el para limpiarle la manchita; no fue sino hasta que percibio el roce en su mejilla que cayo en cuenta de lo cerca que estaban y de como el otro le sonreia, resultado... el rostro del pelirrojo se puso tan pero tan colorado que no se sabia donde terminaba este y comenzaba su cabello,-pe... pero que descuidado soy, gra... gra...cias...- a ese paso terminaria por hacer "cortocircuito" el pobre.


----------------

- Ni lo menciones. Solo disfruta tu desayuno, con eso ya es suficiente agradecimiento el que me das... - Le aseguró. Ya que después de todo, él pagaría. Sin embargo, el notar lo sonrojado que estaba, le comenzó a dar tentación, quería hacerlo sonrojar más, ver aquella expresión apenada por su causa, ya que por alguna razon le gustaba. Ya estaba maquinando un nuevo plan en su cabeza para sorprenderlo durante su paseo a caballo. Tal vez... No, era mejor no pensarlo si quiera: Dejar que las cosas se dieran era mucho más divertido. Terminó con sus huevos revuletos con tocino, y comió lentamente el scone y las tostadas mientras esperaba por el pelirrojo, ya que lo notaba un tanto distraido. Se preguntó si tendría que ver con el lugar o con la usual forma de ser ajena.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Un Cumpleaños para Recordar   Dom Feb 27, 2011 2:39 pm

Usualmente disfrutar del desayuno no seria algo tan complicado de no ser poruqe cada movimiento del otro lo dejaba medio lelo, desde tomar el cubierto, beber su ugo, incluso limpiarse con la servilleta lo hacia ver endemoniadamente sexy!... "vamos Grell, concentrate, si no terminas de desayunar entonces la cita no seguira" se dijo a si mismo y eso parecio funcionar pues con ello en mente finalmente pudo concentrse en algo mas que l infarto que Sebastian terminaria provocandole y pudo terminar su desayuno -estuvo... delicioso todo...-

---------------------------

- Bien. En ese caso creo que puedo decir que se completó con éxito la primera fase de nuestra cita - Le comentó, en broma. Chasqueó los dedos y casi en seguida apareció el mesero quien retiró los platos eficientemente y dejó la cuenta junto con una taza de té que era lo que usualmente pedía el mayor cuando venía. Sebastian sacó del bolsillo de su pantalon la tarjeta de crédito y la dejó sobre la cuenta antes de que vinieran a retirarla. Se volvió hacia el otro entonces. - Dejaremos la moto aquí, ya que iremos a pasear a caballo. No está tan lejos - Señalo - Ah! Perdona mi descortesía... ¿Deseas te también? Va por la casa, así que si lo deseas podemos pedir uno - Ofreció, dejando su taza ya vacía sobre la mesa. Ah! El té... era una costumbre que, como inglés, aún no perdía del todo.

------------------------------

Cuando llevaron al cuenta, le entro curiosidad por ver el total pero se absutvo de querer ver y mejor se dedico a contemplar con algo de embeleso como bebia el te, al menos hasta que le escucho es "ah!" que le izo brincar de su asiento por la sorpresa -te?... mmm y sabe bien?- realmente el nunca lo habia probado, siempre habia dicho que era una bebida demasiado seria xD -me das a probar del tuyo? a ver si me gusta-

----------------------------

- Pues... - Sebastian miró su taza vacia y le sonrió nerviosamente - Es que ya me terminé el mio... - Admitió - Pero dejalo así. Te llevaré a tomar té luego en un lugar mejor si eso es lo que te apetece - Aseguró. El mesero le trajo su tarjeta entonces y se llevó la taza vacía. Entonces Sebastian se levantó y ofreció a Grell su mano para ayudarlo a levantar - Vallamos a buscar a los caballos entonces - Le dijo - Y si tanto te gustan, tal vez pueda convencer al chofer de que nos deje montarlos... Será divertido - Musitó, con su usual seductora sonrisa, para ponerse en marcha hacia el centro del parque donde se tomaban los carruajes.

---------------------------

Hizo un leve mohin cando le mostro la taza vacia aunque termino por sonreir ante la promesa de ir a otro lugar despues y tambien por como le tendia la mano que no tardo en tomar para levantarse y salir de ahi en camino de los carruajes -de verdad podriamos montarlos? crei que solo eran para llevar el carruaje, o es que acaso usaras tus muchos talntos para convencer al cochero?-

-----------------------------

- Bueno, ahora que lo pones así... puede que lo haga si de verdad quieres montarlos - Musitó, dejando que se prendiera de su brazo mientras caminaban por el parque. Cuando pasaban muchas chicas supiraban al ver a Sebastian, y miraban con envidia al pelirrojo que iba muy contento de su brazo, mientras otros murmuraban que solo daban espectáculo para que la gente fuera a ver al circo. Sea como fuere, Sebastian procuraba ignorarlos, aunque sin hacer demasiado desaire a las damas, pero fijando toda su atención en el pelirrojo, hasta que llegaron al lugar donde se perfilaban los carruajes, donde había uno de corceles blancos que esperaba por la próxima pareja. - ¿Subimos a ese? - Ofreció.

---------------------------

-Oh si por favor, me encantan... seria fabuloso poder hacerlo aunque sea solo por un rato...- por su lado el pelirrojo se sentia de lo mas feliz paseando del brazo con Sebastian, ganas no le faltaban de ver la cara que pondria la "novia" de este al verlos pero mejor no pensar en esa tipa y concentrarse en disfrutar de lo que cada vez prometia mas ser un dia memorable. Al veer el carruaje apenas espero por la pregunta de pare del pelinegro antes de practicamente correr hacia el tirando suavemente del brazo aejno sin dejar de sonreir -si subamos! estos son hermosos-

-----------------------------

Se rió levemente y se dejó guiar por el pelirrojo hasta subir al carruaje. Intercambió algunas palabras con el cochero y le pasó un billete antes de sentarse junto al pelirrojo a dar vueltas por el parque. Los corceles caminaban lentamente por el sendero empedrado haciendo un ligero ruido cuando los cascos chocaban contra estas. El carruaje avanzaba a paso suficientemente lento como para que pudieran admirar el paisaje alrededor; los arboles, las fuentes, los niños que jugueteaban y todo el paisaje era muy alegre. - ¿Que tal? ¿lindo lugar, no? - Inquirió - Tuvimos suerte que el maestro Drocell nos trajera acá, ¿verdad? - musitó, sonriendole.

-------------------------------

‎En esos momentos el pelirrojo se sentia mas feliz que un niño en la mañana de Navidad, pues gracias a Tia y Shara podía disfrutar de lo que siempre había querido, un día en el cual Sebastian lo mirase como algo más que un fastidio ambulante. Estaba tan feliz en esos momentos que ni siquiera oir mencionar a su "tirano" y sobreexplotador jefe pudo borrar la sonrisa de sus labios -si mucha... creo que a fin de cuentas si sabe lo que hace no?... digo por algo es el jefe-

-------------------------

- Claro que sabe lo que hace... Es mas, empiezo a pensar que tiene un plan muy extraño - Murmuró - Porque le vi mirar demasiado fijamente a esos chicos que vinieron el otro dia, ¿recuerdas? Con los que andaba esa chica de cabello azul... Seguro Ceres sabe algo, pero no nos contará... En fin... - Rodò los ojos, y estiró la mano, posandola en el hombro del cochero - Pare ya, por favor...- A pesar de su tono amable, aquello parecía más una orden. El hombre se detuvo. Los ojos de Sebastian se veian rosaceos y brillaban vivamente.- Los corceles, por favor...- Exigió educadamente, haciendo que el hombre comenzara a alistarselos, para luego voltear a Grell.- ¿Listo? - Inquirió, sonriendole. Aun aquel destello no desaparecia de sus ojos, cosa que le hacia lucir macabramente seductor.

----------------------

‎Al escuchar lo que le decia rio levemente y asintio -entonces a fin de cuentas no fueron imaginaciones mias, auqnue tienes razon, es mas facil conseguir que una de las fieras de Shiel nos diga que pasa antes de que Ceres abra la boca en lo que respecta a los asuntos de su amado maestro...- bromeo un poco mas aunque realmente la actitud del castaño hacia Drocell era de lealtad absoluta.

‎Cuando Sebastian le pidio al cochero que se detuviera los ojitos verdes del pelirrojo brillaron y no tuvo que decirselo dos veces antes de que bajara del carruaje para acercarse a uno de los hermosos caballos y acariciar el pelaje de su crin mientras veia algo embobado al pelinegro -me...a yudas a subir?...-


-------------------------------

Observó como el pelirrojo parecía anonadado con lo que hacia, ello le gustaba. Impresionarle le divertia, mas aún cuando le hacía sonrojar. - Con gusto, permiteme...- Ofreció, acercandose a su espalda, situando sus manos en su cintura, manteniendolo pegado a él un instante antes de alzarlo intempestivamente para subirlo al niveo corcel.- A ver... Primero una pierna, luego la otra... Con cuidado...- Le fue indicando hasta que ya estuvo listo - Sostente de las bridas, mantente erguido y golpeale suave los costados para que avance con tus talones...- Indicó antes de rodearlo y subirse él a su propio corcel de un salto. Sobre el animal tenía el aspecto de principe de cuento., por lo que era inevitable ver aquella sonrisa galante instalada en los labios.

-----------------------------

‎si ya se sentia medio en las nubes, en el momento en que el pelinegro le tomo por al cintura pegandolo a el, estaba seguro que su cara se habia puesto del mismo color que su cabello, si solo le faltaba que le saliera humito por los oidos de lo abochornado que se sentia -gra... gracias...- aprovecho el tiempo que le tomo acomodarse sobre el corcel y tomar bien las riendas para tratar de calmarse un poco aunque no fue de mucha ayuda ver a Sebastian montado en el otro caballo con porte como de principe azul y de la impresion por poco y se cae del corcel.

----------------------------------

- No hay de que...- Musitó, sonriendole con aquel aire principesco en lo que tomaba las riendas de su caballo. - Vamos, hay que dar una vuelta... Aunque no podemos ir muy lejos o el efecto se desvanecerá - Señaló con la cabeza al cochero - Vamos, aprovechemos el tiempo que tenemos...- Le instó, guiando su corcel, haciendole un gesto al otro para que lo siguiera. El lago no quedaba muy lejos, seguro podían pasear por ahí.


_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un Cumpleaños para Recordar   

Volver arriba Ir abajo
 
Un Cumpleaños para Recordar
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Feliz Cumpleaños mi amada Nami ^/////^
» Cumpleaños para Reiko !
» Felicidades!!!!!!!!
» FELIZ CUMPLEAÑOS PARA ♡ YUE Y NARU ♡
» [HB]Feliz Cumpleaños Para Ivy!!! x3

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
X FACTOR: El Futuro es Ahora :: Nueva York :: .:~*Brooklyn*~:. :: .:~*Macabre Circus*~:.-
Cambiar a: