Foro 100% Yaoi/Yuri/Hetero...el unico limite es la imaginacion
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Cita Nocturna [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Cita Nocturna [+18]   Jue Feb 24, 2011 9:35 pm

Luego de terminar con la función nocturna, Sebastian, cumpliendo su palabra, iría a buscar a la peliverde para su "cita informal". Con la ayuda de Darius habia logrado disponer lo necesario así que no tenía de que preocuparse. Se fue a su camerino, aseandose rapidamente, cambiando el traje de acto por unas ropas de motociclista; con pantalones de cuero ajustados, una camisa blanca entreabierta al pecho, guantes de cuero, gruesas botas con punta de hierro y una chaqueta cosa que, con su cabello aun humedo desordenado sobre los hombros, hubiera hecho que Grell se le lanzara encima si lo hubiese visto.

Había convencido a Ceres para que le cubriera asi que podía irse tranquilo hasta el día siguiente. Se subió en la moto deportiva con que salía a la ciudad, la encendió y dejó que ronroneara antes de arrancar, cruzando la ciudad hasta la mansión de Morrigan, tocando el timbre justo a las ocho, perfectamente puntual, y con una nueva rosa de regalo para la joven, esta vez, de color blanco.



Spoiler:
 

-¡Yo abro! -exclamó el muchacho desde el interior, para ganarle inclusive al criado antes de que abriese la puerta, abriéndola así para recibir al pelinegro él mismo-. ¿Ya trajiste mi pizza? -le preguntó torpemente.

-Basta, Daeron -contestó Morrigan bajando las escaleras-, deja de comportarte como un niño -dijo al muchacho que ya la había superado en altura, éste mismo le dedicó una sonrisa suave y sensual.

-De acuerdo, querida -le contestó con ironía, luego se dirigió hacia Sebastian con la misma sonrisa-. Te encargo a nuestra reina, espero que estés conciente de que toda la casa reaccionará si no regresa mañana -le informó, Morrigan puso los ojos en blanco.

-Anda, entra a la casa -lo empujó hacia adentro y cerró la puerta, para sonreirle a Sebastian-. Lo siento, trabajo con puros inmaduros -le dijo con una sonrisa suave y gentil-. Por otra parte... no termino de saber si así está bien mi ropa -dijo a la par que le mostraba. Llevaba unos jeans de mezclilla ajustados, como Sebastian había indicado, una blusa negro de tirantes debajo de una chaqueta de cuero negro abierta y botas del mismo material-. ¿Qué tal?


Spoiler:
 


Sebastian arqueo una ceja ante el recibimiento pero nada dijo. Le causaron risa las palabras de Morrigan pero disimuló y, cuando el otro le dijo aquello el solo asintió con la cabeza antes de que Morrigan cerrara la puerta - No te preocupes por ellos - Le sonrió a la peliverde de manera tenue - A mi me parece que te vez muy bien - Le entregó la rosa, la cual habia ocultado ante la presencia de Daeron - Para ti... - Se la ofreció, elegante y caballeroso - Nos vamos ya entonces? - Ofreció, tendiendole la mano, señalandole a penas la moto deportiva que se veia feroz y atrevida, acorde con el aspecto de Sebastian en ese momento.


-Gracias -dijo con una suave sonrisa ante la flor, para estirarse hasta besarle la mejilla con delicadeza, luego miró la motocicleta y asintió-. Por supuesto, pero... ¿no me dirás aún a dónde vamos, Sebastian? -preguntó con una sonrisa delicada, esperando a que cualquier respuesta-. Oh... ya arreglé todo con Daeron, él es mi asistente personal, el que te decía acaba de llegar de Italia... en fin... vamos.


- No, porque si te dijera a donde vamos seria aburrido - Exclamó el cirquero, bajando las escaleras junto con Morrigan para luego subir a la moto. Había suficiente espacio para que ella se subiera tambien detras de él solo que, obviamente, tendrían que estar muy juntos, cosa que a él no le molestaba para nada. - ¿Y el bañador? - Le recordó, mientras la encendía, haciendola ronronear deliciosamente - Te digo que lo vamos a necesitar... ¿Lo llevas? - Inquirió, mirandola de reojo

-Ya que no puedo llevar un bolso o algo pues vamos en motocicleta, opté por ponérmelo debajo -le explicó, con una sonrisa-, además, hace mucho más sencillo, pues no tengo que cambiarme para ello -contestó sonriendo, a la par que él subía y encendía la motocicleta-. Y sobre lo que usaré después, también lo tengo resuelto, así que no te preocupes -le guiñó un ojo-, las mujeres solemos ser muy prácticas, Sebastian.


- Bien, en ese caso te tomare la palabra - Musitó el joven, esperando a que la chica se subiera - Pero antes de que nos vallamos ponte esto - Dijo, entregandole un casco, haciendo el lo propio, esperando a que se lo pusiera antes de arrancar la moto y salir de la mansión. De inmediato tomó camino hacia la entrada de la ciudad, donde se desvió al bosque de colinas que la rodeaba donde se veía un magnífico espectáculo de estrellas sin las luces nocturnas eléctricas. Iban cada vez más rápido, atravesando un bosque de pinos hasta llegar a una casa encima de una colina, sobre un risco y con una espectacular vista a la ciudad y al mar. Detuvo entonces la moto y la apagó, quitandose el casco para observar mejor la vista. También miró a Morrigan y su expresión. - Te gusta? - Quizo saber, sonriendole ladinamente.



Asintió ante su indicación. Se abrochó el casco y subió detrás de él, abrazándose a Sebastian con delicadeza para cuando arrancase. Después de un rato de conducir, cuando llegaron al lugar, se quitó el casco y bajó con cuidado, observando todo.

-Pareciera que tú mismo lo preparas -dijo sonriendo al ver el cielo estrellado, para luego dirigir su mirada hacia Sebastian y sonreírle-. Me encanta, se mira todo de forma maravillosa -agregó viendo alrededor, con nata atención y curiosidad-. ¿Cómo conseguiste ésta casa? Es hermosa -agregó con una sonrisa, aventurada y entretenida ante lo que veía.



- Bien, digamos que es... El pago de un favor... - Musitó recordando como le había cobrado a Darius el rescate de Grell, aunque eso aún fuera a sacarle un par de favores más. - Pero bueno la idea es que pasemos aquí la noche, en algo más informal... Te parece bien? - Inquirio - Tengo todo planeado para la noche... - Explicó - Así que... Si me dejas proceder...- Inquirio, tendiendo hacia ellla su mano antes de abrir la puerta e invitarla a pasar, encendiendo las luces de la casa.



-Me parece excelente -contestó con una sonrisa suave, para después escuchar lo que le seguía y alcanzar a tomar la mano que Sebastian le extendía a la par que abria la puerta-. La noche planeada... apuesto a que eso tambien será un secreto -dijo un tanto divertida, mientras lo seguía hacia el interior de la casa.


- Si, sigue siendo un secreto - Exclamó el cirquero - Pero lo iré revelando poco a poco y el primero de ellos es... La cena - Sentenció calmadamente llevándola a la cocina; espléndida, en colores claros, con mesones de mármol y muebles en aluminio templado, lucía perfecta y elegante. Se volvió hacia la joven. - Que deseas? - Preguntó, llevándola hasta la mesa - Esta noche cocinare yo y el menú tiene a escoger entre sushi, ensalada mediterránea o unas pizzas - Le sonrió - Nada demasiado formal, claro... - Señaló para luego quitarse la chaqueta de cuero, dejándola en el perchero, quedando sólo con aquella camisa blanca entreabierta que le sentaba tan bien.



Umm -emitió, mientras recorría con la mirada el comedor, para luego dirigirse al centro, sentándose a la mesa, recargándose sobre ésta mientras lo pensaba un momento-. Sushi -decidió al final, con una sonrisa-. Supongo que sería bueno probar algo de tu mano -agregó con una sonrisa suave, mirándolo directamente.

Bien... En ese caso no prepararé nada demasiado complicado - Bromeó, divertido. Dejó a Morrigan sentada en el mesón y se escurrio detrás del mesón donde se encontraba la peliverde, ya que allí se encontraba la cocina y de inmediato puso manos a la obra. De la alcena sacó el arroz y lo puso a cocer para luego sacar del refrigerador el salmón, la salsa de anguilá, crema de leche y demás implementos para prepararlo. - Entonces el que me abrió la puerta, el tal Dareon... - Comenzó - Es alguien de quien deba preocuparme? - Inquirio para hacer platica mientras disponía todo para la cena.

-¿Preocuparte? -se preguntó a sí misma, para luego pensarlo un momento, con una suave sonrisa-. Pues... todo depende del sentido que le demos a eso, porque debo reconocer, no es muchacho al que se le pueda derrotar fácilmente... él solo pudo derrotar a uno de los del instituto Xaviers así que sí hay que preocuparse si de enfrentarlo se trata -le informó-. Ya que si te quieres ligar a algo más personal -dijo con cierta mirada insinuante y sencillamente delicada-, en algún momento me declaró su amor, por supuesto tuve que rechazarlo -sonrió suave-, ahora es un fiel servidor y parece que comienza a salir con una linda mutante que trabaja en una cafetería, Daeron es algo así como... no sé, es mi hermano y mi hijo a la vez, pero en ciertas situaciones mi guardaespaldas... eso significa que no, en ese aspecto no debes preocuparte. Él es muy sarcástico y le gusta bromear, pero sabe tomarse sus cosas en serio... creo que podría caerte bien.


Entiendo... - Musitó, escuchando toda su explicación, encantado con la mirada insinuante de la joven que le hizo devolverle una sonrisa ligeramente atrevida, aunque sin perder la elegancia. - Me refería más bien a si existía la posibilidad de que impidiera de alguna forma nuestros encuentros, pero creo que ya ha quedado respondida mi pregunta... - Exclamó el joven, mirandole el rostro todo el tiempo, sin necesidad de mirar lo que preparaba, o al menos sin hacerlo de manera constante, ya que estaba acostumbrado. - Y ese instituto Xavier del que hablas... ¿Es una especie de escuela o algo asi? - Inquirió el pelinegro, mirandole con interés - Porque por lo que me dice Daeron, casi puedo asumir que el tiene las mismas habilidades que nosotros, y eso no lo convertiría en una pelea justa... - Señaló, sereno.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Jue Feb 24, 2011 9:38 pm

Lo miró, no sin cierta curiosidad pues, de cierto modo, le extrañaba que no escuchase del reconocido instituto Xavier's. Sonrió, no tenía la necesidad de decir nada al respecto y, ya que en ese momento no le interesaba, prefería evadir el tema de la pelea de titanes que llevaban la empresa Kohl tal cual la Hermandad contra el instituto que se le veía también como los defensores de la humanidad, además, no quería traer un viejo recuerdo o tentar a su suerte con un comentario mal puesto.

-Solo es un instituto, una escuela de prestigio, pero te hablo de un hombre que, a pesar de ser un simple maestro, es un mutante con grandes poderes psíquicos y, mí Daeron, lo venció sin problema -dijo con cierto orgullo, para reír después-. Daeron es muy infantil, así que puede que en algún momento se le ocurra molestarte... no te preocupes y respóndele con un golpe en la nuca, eso lo calma... al menos por un rato -bromeó.


- Bien, tomaré nota mental de eso... - Exclamó el joven, con una ligera sonrisa, que se volvió perspicaz ante sus palabras - Aunque, claro, por la manera en que dijiste "mi Daeron" empiezo a dudar del lado de cual de los dos te pondrías... - Señaló con una expresión suspicaz, mientras retiraba el arroz del fuego, ya listo, para comenzar a preparar el sushi con los ingredientes que antes había sacado de la nevera. - ¿Deseas salsa de anguila o cangrejo con la comida? - Preguntó - ¿O quieres que los prepare al tempura con unas croquetas de cangrejo para acompañar? - Ofreció, elegante y educado como siempre, tal cual si fuera un mayordomo inglés.

Reaccionó ante sus palabras, con cierta curiosidad, para luego sonreírle y levantarse, pues con respecto a lo de Daeron, le provocó un poco de gracia y se acercó.

-Tus reacciones cada vez me toman más por sorpresa, pero no dejan de encantarme -dijo sonriéndole con dulzura-, y yo prefiero darle la contraria a ese chico, es demasiado travieso y atrevido para mi gusto, aunque así lo quiera... es como un hermano menor -agregó, para besarle suavemente la mejilla al pelinegro-. Por supuesto que me pondría de tu lado -agregó, susurrando a su oído-. Salsa de anguila -añadió, con tono suave.


Se volteó a verla por encima de su hombro, devolviendole la sonrisa suave , escuchandola atento. Bien, sus palabras le quitaban un peso de encima. Le encantó sentir el tacto suave de sus delicados y rosaceos labios sobre su mejilla y al escucharla, le sonrió. - Bien, salsa de anguila será... - Sentenció el joven. Tenía el deseo de besarla, de sentir sus labios suaves sobre los propios, pero así nunca iba a terminar la comida por lo que se resistió. Extendió el arroz sobre la esterilla, luego la hoja de alga y luego comenzó a distirbuir el relleno de manera uniforme y elegante. Se volteó de nuevo hacia la joven. - Creo que en la habitación de al lado hay una bodega de vino - Señaló - Ya que eres quien parece tener mayor conocimiento sobre el tema, escoge el que crees que valla mejor con nuestra cena - sugirió - A menos que quieras beber otra cosa... - Señaló, enrollando ya el primer rollito.

Se había apoyado ligeramente sobre su hombro, de modo que miraba lo que hacía, entretenida pues parecía tener tal experiencia que ni siquiera el peso de la peliverde podría molestarlo, hasta que le dijo eso, sonrió y asintió con delicadeza.

-Entonces ya vuelvo -dijo mientras se separaba de él, acariciando su hombro delicadamente a la par que se alejaba del mutante, con un paso lento y, naturalmente a con Morrigan, sensual, mientras que dirigía hacia tal habitación, encendiendo la luz para buscar una buena bebida, viendo entre estante y estante, recorriendo el lugar con la mirada, hasta encontrar uno muy bueno, ingles, para regresar a donde antes-. Chateau Clerc Milon, Grand Cru Classe, Pauillac 2004, no puedo creer que me encontrase el calificado como el mejor vino inglés de la clasificación del 2009 ¿Te apetece?


No pudo evitar quedarsela viendo cuando se fue. Aquel caminar felino y sensual de la ojiverde hacía que no pudiera apartar su mirada de sus formas, sin embargo, debía terminar la cena. En lo que la ojiverde volvía, sacó de la nevera lo necesario para preparar unos cuantos nigiris y un par mas de acompañantes para el sushi, por lo que, cuando Morrigan volvió, tenía a un lado una bandeja dispuesta con todo lo que había preparado, que ya era bastante. Sonrió al ver la botella de vino en su mano. - Es perfecto... - Le sonrió el joven, tomando con cuidado la botella en la mano de Morrigan, sosteniendola un instante, haciendo que esta se enfriase en la mano de la chica. Luego lavó sus manos, habiendo terminado con la preparación y, rodeando la mesa para apartarle una silla, la miró. - Toma asiento, por favor, en lo que sirvo la comida y busco un par de copas - Pidió - Y si me ayudas con el candelabro... - Exclamó, con una media sonrisa, señalandole aquel que estaba en medio de la mesa, en medio de los que serian sus asientos.

Sonrió ante su respuesta, más aún ante lo consecuente. Le entregó la botella y fue, junto a él, a la mesa, para sentarse a la par que él acomodaba su sillo, correspondió a esa que parecía una sútil insinuación, para extender su mano hacia el candelabro, aunque en realidad pareciese que solamente servirían sus dedos para la acción. Apenas se notó una pequeña bola de fuego que encendió las velas antes de desvanecerse, para que Morrigan se acomodase el cabello y sonriese al final.

-Listo -le dijo al pelinegro con una sonrisa encantadora.


Mientras Morrigan encendía el candelabro, Sebastian alcanzó los platos, dispuso la comida, y alcanzó las copas y la botella de vino la colocó en un recipiente con hielo, llevando todo en una bandeja, disponiendo cada cosa en su sitio, antes de dejar de lado la bandeja, y tomar asiento frente a Morrigan. - Espero que disfrutes la cena... - Musitó, sonriendole suavemente, seductoramente, disponiendo el vino en ambas copas, antes de dejar la botella de salo y esperar el visto bueno de la dama que le acompañaba. Esperaba no estar siendo demasiado formal.

Spoiler:
 

Correspondió a su sonrisa, a todos y cada uno de sus gestos, a modo que le miró preparando todo para su comodidad, cosa que le encantaba puesto que demostraba bastante interés en su persona.

-Gracias, Sebastian -dijo con tono suave, para probar con delicadeza lo que el pelinegro había cocinado para ella, sonriendo al final-. Es exquisito, tienes muy buena mano para la cocina -dijo con una sonrisa, a la par que tomaba la copa de vino, para llevarla a sus labios y probarlo.



Probó también el vino antes de llevarse un rol a la boca, saboreandolo. En tempura seguro le habría gustado a la joven pero ya se lo prepararía en otra ocasión. Al terminar de tragarlo le sonrió, para luego inclinar a penas su cabeza, llevandose una mano al pecho. - Por este instante, solo soy su simple mayordomo... - Musitó el joven, con aquella voz lenta, sensual, calmada que le era tan característica antes de volver a erguirse. Bebió otro sorbo de vino, tomando un nigiri antes de mirara y preguntar. - Entonces, ¿Es esto suficientemente informal, Morrigan? - Inquirió, sonriendole de lado.


Sonrió placenteramente ante aquél gesto del mayordomo, por lo que no pudo evitar sentirse halagada ante el gentil trato de su cita.

-Para mí lo importante es pasar la cita plena a tu lado -contestó a ello, mientras le daba otro sorbo a su copa y escuchaba lo siguiente-. Todo ha sido excelente hasta ahora, inclusive has sido totalmente caballeroso conmigo, cosa que me ha encantado, la comida está exquisita y me fascina éste vino, todo es excelente, Sebastian -dijo con una sonrisa arrebatadora, para probar otro roll del sushi que el pelinegro había preparado.



- Es bueno saberlo... - Asintió el joven, escuchandola con aquella mueca suave de su rostro, encantado de que su trato le agradara. La verdad era que tenía bastante tiempo sin interesarse verdaderamente por alguien, ya que sus ultimos encuentros habían sido principalmente meros caprichos, pero con Morrigan todo era diferente por una razon que aún no lograba comprender. - Me encanta que todo te haya gustado - Le sonrió - Es bueno que, en ese caso, nuestra cita no termine todavia, ¿verdad? - Señaló - Aún tengo un par de ases bajo la manga... -Le bromeó, guiñandole un ojo de manera atrevida en respuesta a su arrebatadora sonrisa antes de seguir comiendo.


Rió por lo bajo, encantada ante ese coqueteo poco sútil que a ambos les encantaba llevar... pero vaya que de eso se trataba, de coquetearse y gustarse más y más cada vez, por lo que siguió probando de su comida.

-Entonces saca todos y cada uno de tus ases -dijo con una sonrisa seductora y encantadora-, que después será mi turno ¿no crees? Quisiera mostrarte que no soy solo una mujer de negocios -sonrió, divertida, pues le encantaba el trato con el que se llevaban, para continuar con sus bocados y beber un poco de ese exquisito vino que había seleccionado.



Bien, pero sea cual sea el caso, esta noche sigue siendo mia... - Musitó, con aquella doble intención que no dejaba de dejar en claro si se refería a la cita o la joven frente a él. De un par de bocados más, terminó todo su plato. En la bandeja aun quedaban unos cuantos por si su compañera deseaba algunos, pero él se encontraba satisfecho. Completaría con el vino. Después de todo no quería sentirse muy lleno para sus siguientes actividades, que serían un tanto más entretenidas. Le sonrió. - Espero que la comida no haya sido demasiado pesada como para que continuemos con lo que sigue - Comentó el joven - Podemos llevarnos la botella de vino, si así lo deseas, en cuanto acabemos... - Musitó, a pesar de que él ya había finalizado.
Sonrió ante el doble sentido de sus palabras, antes de comenzar a comer su último roll.

-No te preocupes -dijo con una sonrisa coqueta-, no ha sido para nada pesada, es lo bueno del sushi, ¿no crees? -agregó, retórica-. Y sobre lo de la botella... me parece una excelente idea, mi pregunta es ¿qué es lo que sigue ahora, Sebastian? -cuestionó con una sonrisa encantadora, esperando atraparlo en ello, a la par que inclinaba la copa de vino hacia sus labios rosados, dándole un sorbo a ésta.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Jue Feb 24, 2011 9:42 pm

- Por supuesto - Correspondió - Y lo que sigue es un pequeño paseo que, estoy casi seguro, de que vas a disfrutar - Le sonrió, tenue - Me llevaré el abrigo por si acaso - Le guiñó un ojo y se levantó de la mesa, recogiendo los platos y dejandolos en el lavabo. Ya se ocuparía de ellos después. Se guindó la chaqueta del hombro y tomó la botella y la copa de vino con la otra, antes de ofrecerle un brazo a la dama, mientras abria la puerta de una habitación de iluminación opaca con unas escaleras de caracol de marmol que iban descendiedo, aunque no se pudiera ver hacia donde. - Si me haces el honor de acompañarme - Exclamó, caballero con aquella sonrisa seductora.

-Me causas curiosidad -dijo a la par que se levantaba, observándole como se desplazaba por la habitación, a ir por su chaqueta, por lo que luego lo siguió sosteniéndose de su brazo con el propio, entrelazándolo con el del contrario, mientras iba a su lado-. Sigues causándome curiosidad -dijo entre risas, con una sonrisa encantadora-, ¿a dónde vamos, Sebastian? -preguntó un tanto ansiosa, con una sonrisa delicada, femenina-. Digo... ¿puedo saberlo o debo esperar aún?

La idea es esa, la curiosidad... - Musitó con una risa leve, dejando que enredara ambos brazos antes de comenzar a guiarla, bajando las escaleras amplias que, en una especie de tunel, se extendían hacia abajo, iluminado el camino por candelabros en las paredes frías de concreto. - No te diré a donde vamos, lo sabrás al llegar - Le musitó - Si te dijera a donde vamos, arruinaría la sorpresa - Aseguró - Pero te diré que es un lugar tranquilo y hermoso, que lo has mencionado antes, y que un hermoso paisaje lunar se extiende frente a él... - Musitó, mientras iban bajando - ¿Te basta eso?-
Sonrió escuchándolo, parecía que se esmeraba por complacerla, de modo que le hacía sentirse halagada. Escuchó sus palabras y lo pensó.

-Me es suficiente porque eres considerado al darme pistas -dijo con esa sonrisa encantadora que, con el pelinegro, pocas veces se borraba, a modo que lo pensó un segundo-. ¿Yo he hablado de ello? -le cuestionó después, un poco confusa, intentando descifrarlo-, no me imagino cuándo.


- Bueno, considerando que nada mas hemos tenido dos encuentros y en el segundo de ellos no pudimos hablar mucho por la presencia de mi "mascota" - Le bromeó - Pues puede tomar entonces que fue en nuestra primera cita... - Le sonrió. Ya alcanzaban el final de las escaleras y se escuchaba un sonido familiar, pero las paredes de concreto lo amortiguaban. - A partir de aqui, creo que querras quitarte las sandalias - Musitó con una sonrisa ladina, al llegar al final. Una puesta se extendía frente a ellos. Sebastian la abrio, revelandose ante ellos el hermoso paisaje nocturno de la playa, con olas que acariciaban el borde de la arena blanca dejando su espuma, la luna que iluminaba, llena, sobre el agua, y las estrellas que le acompañaban con pequeños destellos. Ante su expresión, volvió a sonreirle. - Supuse que te gustaría... - Musitó.

Spoiler:
 

Le miró con curiosidad, mientras intentaba deducirlo a la par que decía lo segundo. En cuanto abrió la puerta, sonrió, se soltó ligeramente de Sebastian y se quitó los botines, para tocar la arena con los pies al descalzo.

-A ésto te referías -dijo con esa sonrisa adornando su rostro-, ¿vamos? Es una buena noche -dijo sonriendo, mirándole sobre su hombro con dulzura mientras tomaba la mano que el pelinegro tenía libre-. Deja la botella en el suelo, no importa.


Le sonrió y se quitó los zapatos también para hacerle par a la chica peliverde, haciendo lo que le decía, dejando la botella en el suelo, bebiendo el ultimo sorbo de su copa para dejarla también junto con la chaqueta, dejando ambas manos libres, tomando entonces la de la joven, entrelazando los dedos para comenzar a caminar por la arena humedecida por el agua de la playa, a aquellas horas, totalmente tibia. - Parece que no fue tan mala elección, ¿No? - Le sonrió, dejandola recostar en su hombros mientras caminaban, difrutando de su calida compañía.

-Me encanta la playa -contestó, apegada a Sebastian con cierto afán-, ¿cómo podría decirlo? ... Siempre será una excelente elección para cualquier cosa, la playa me parece... hermosa -rió suave-. ¿Para ésto se te ocurrió el bañador? -cuestionó divertida, bien tomada al brazo de Sebastian, con esa sonrisa encantadora-. Debería avergonzarme, parezco adolescente -se autoacusó, divertida e irónico, de forma que no le incomodaba.

Le sonrió mientras se abrazaba de su brazo. - Claro, creo que ya es un poco obvio para que los quería - Exclamó, con una leve risa - Pero no importa si somos adolescentes, adultos, o sólo niños - Inquirio con una leve risa - Lo importante es disfrutar de la noche, pero no debe ser ahora - Le aseguró - Podemos pasear un rato más y luego bañarnos en el mar si el agua sigue tibia - Señaló - Me alegra que lo disfrutes - Murmuró sonriendole.


-A mí me encanta caminar, sentir la arena -dijo sonriendo, se veía tan infantil, a pesar de todo-. Sebastian, no te he preguntado -agregó, un tanto curiosa-, ¿qué edad tienes? -le sonrió con suavidad, le parecía que era joven, aunque igualmente podría tener su edad o hasta ser un poco mayor que ella, las apariencias engañaban y ello lo sabía perfectamente.

Soltó una leve risa ante la pregunta ajena. - Siempre me extrañó que no me lo preguntaras... - Admitió con una ladina sonrisa - Tengo 25 - Admitió - Cumplo los 26 dentro de unos meses - Le contó mientras caminaban - Pero no te preguntare la edad porque siempre resulta de mal gusto en las damas, así que asumiré que estamos iguales... - Sentenció, guiñandole un ojo. La marea subía y ya casi alcanzaba los pies de ambos.


Rió por lo bajo ante sus palabras, pues no pudo evitarlo, le pareció demasiado cómico, a decir verdad. Negó con la cabeza ante lo cómico, como si intentase calmarse, luego le sonrió.

-Quizá te sorprenderás, casi siempre se sorprenden -sonrió con delicadeza, a la par que una suave brisa acariciaba su cabello con delicadeza, para hacerla reír por lo bajo-. Tengo veintisiete -le informó sin problema-, a mí no me molesta que lo pregunten, puesto que soy joven y siempre terminan diciendo que parezco de edad menor, así que para mí no es problema -le sonrió, con delicadeza.


La risa de la joven se le contagio por un instante, pero pronto se vio calmada. Atrapó un mechon de su cabello que flotaba cerca de si y lo puso tras su oreja mientras le escuchaba con atención. Al finalizar ella, sonrió. - Bien, tal parece que mis calculos han sido erroneos... - Comentó - Pero procuraré tomarlo en cuenta para la próxima vez - Sonrió, volteandose a verla, observandola tan hermosa con la luz lunar iluminando sus bellas y sensuales facciones que no pudo evitar inclinarse hasta que sus labios se rozaron, sin besarla todavía, vigilando sus facciones por si aquello no le gustaba.

Sonrió ante sus gestos, ante sus palabras... cuando se acercó así a ella, se sostuvo con delicadeza de sus brazos, sonriendo suavemente ante la cercanía de sus labios con respecto a los de Sebastian, insinuando que no se detuviese, pues era lo que menos quería, a modo que deslizaba sus manos hacia los hombros de Sebastian, para sostenerse con cuidado de él, instandole a que se inclinase tan solo un poco más, aunque disfrutando de la tortura ante esa cercanía.

Al no ver ninguna expresión de rechazo de parte de la peliverde, finalmente se permitió continuar, y sus labios atraparon los de ella en un toque calido y muy suave al principio, que, a medida que el tiempo pasaba se iba volviendo más apasionado. Sus manos pronto rodearon la cintura estrecha de Morrigan, a la par que sentía como los brazos de ella le rodeaban el cuerpo y ambos se acercaban cada vez más. A pesar de que el oxigeno era tan necesario, en ese momento del encuentro de sus bocas, no parecía importarles demasiado. Y es que el tiempo y el espacio parecían desdibujarse cuando ambos estaban juntos de aquel modo.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Jue Feb 24, 2011 9:45 pm

Se sintió alegre de que actuase así... que al final cumpliese con su deseo para besarla. Y vaya que desde la última vez que se vieron, en el circo, cuando la besó, no pareció tener importancia, puesto era, más bien, para molestar al pelirrojo aquél, por lo que simplemente disfrutó de su momento, sonriendo suavemente entre beso a la vez que los brazos de Sebastian le rodeaban, para abrazar suavemente su cuello, rodeándole con ambos brazos, con delicadeza, a la par que correspondía a sus labios... y por supuesto, la falta de oxígeno era tan ignorada como les era posible, puesto que, pareciera, no tuviesen suficiente tiempo esa noche para besarse.

Por más que hubiera intentan extender todo lo posible aquel beso, disfrutar de sus labios palidos, rosaceos y suaves cual pétalo de rosa, el oxígeno pronto comenzó a exigir su imperiosa presencia en medio de ambos, a pesar de que ciñera más el agarre a su cintura, como intentando que ello no sucediera. Finalmente tuvieron que separarse ambos, sin aliento, y el pelinegro apoyó su frente en la de Morrigan, ahora un tanto más baja sin los botines, y le sonrió de manera tierna y seductora a la vez, sin decir nada que pudiera romper aquel intimo instante que ambos compartían, perdiendose en sus orbes verdes sin remedio. Quien los hubiera visto, recortadas sus siluetas contra la luna, hubiera pensado que se trataba de la pareja más acaramelada del mundo.

Sonrió con dulzura, al pelinegro que, recién, se había separado de sus labios. Acarició, con delicadeza, su mejilla, como si quisiera comprobar que era de verdad y estaba junto a ella, entre sus brazos... Acarició su lacio cabello negro, enredando ligeramente sus dedos entre esos cabellos suaves, a la par que dejaba un suave beso de mariposa en sus labios, como quien no quiere la cosa, aunque demasiado dulce para no quererlo. Por supuesto que, por ninguna razón, se iba a separar de él, así que se mantuvo con las frentes unidas y una sonrisa suave y hermosa, como si le indicase con ella lo feliz que ahora se sentía.

Cerró sus ojos, sintiendo su caricia delicada en sus mejillas y luego sus dedos en su cabello lacio, abriendolos luego al sentir aquel beso tan diminuto en sus labios. La verdad era que si parecían dos adolescentes y, aquel pensamiento le dibujó una sonrisa tenue en los labios. Una de las manos en su cintura comenzó a acariciar suavemente su espalda, con sus frentes aún unidas, aprovechando para darle un beso. - Entonces, ¿Aprovechamos el agua tibia ahora? ¿O lo dejamos un rato más - Preguntó, como preguntandole de manera indirecta que si prefería quedarse allí, ambos besandose.

Captó su idea al instante, por lo que rió en lo bajo. Lo miró a esos ojos, profundos y carmesí, que le encantaban. Una tercera idea surcó su mente ante ambas opciones, para darle un último beso en los labios y separarse lentamente, quitándose la blusa para demostrar que debajo llevaba el traje de baño.

-Lo primero -le informó mientras se desabrochaba el pantalón, dándole su espalda, totalmente descubierta, puesto que el bañador negro que llevaba se amarraba al cuello y tenía un escote en V tanto por la espalda como por el frente, dándole sensualidad a su cuerpo. Se quitó el pantalón y le sonrió, divertido-, lo primero es que me alcances -dijo para echarse a correr a la orilla de la playa... ahora sí que parecía una adolescente.


Spoiler:
 

Le encantó recibir su beso, intentó extenderlo pero sin demasiado éxito. Suspiró y solo la vio desvestirse poco a poco, siguiendo su mirada sin poder evitarlo, las formas ajenas bajo la ajustada prenda. Él también comenzó pronto a desvestirse, quedando pronto con el traje de baño, de color vinotinto con detalles en negro y blanco. La escuchó y sus palabras le causaron risa, por lo que pronto fue tras ella, salpicandose ambos de agua salada. - Ya verás cuando te atrape - La amenazó, en broma, persiguiendola, nadando contra la corriente.


Se rió por lo bajo, pues no podía evitarlo... le causaba tal gracia el que ambos se pudiesen ver tan infantiles, a modo que se sumergió pronto y apresuró en salir del agua, para buscar al pelinegro entre el agua, aunque sin lograrlo tan fácilmente, puesto que estaba bastante oscuro.

-¿Sebastian? -emitió con voz suave, acomodándose la larga y húmeda cabellera hacia atrás, aún buscándolo con la vista-, tan oscuro -musitó suave, con delicadeza, para volver a sumergirse y salir a flote.



Sus ojos adaptados a la oscuridad, se fijaban mejor que los de ella. Además de que esta era "su elemento" por lo que tenía la ventaja. Localizando a Morrigan se acercó de manera sigilosa y en cuanto esta volvió a salir, la atrapó por la espalda, rodeando su cintura con sus manos. - Bien, te atrapé... - Le susurró al oído - ¿Que harás ahora, eh? - Le susurró, como retandola, pero todo en broma. La verdad era que aquel juego le divertia solo por tratarse de Morrigan, así que le seguía la corriente sin importarle mucho que pudieran llegar a verse infantiles.


Se sorprendió cuando los brazos de Sebastian le rodearon, pero después no pudo evitar hacer más que sonreír, con sensualidad, para sostenerse de los brazos de Sebastian y girarse, a tenerlo de frente, a la par que le rodeaba el cuello con ambos brazos, con delicadeza, llevando una hermosa sonrisa en el rostro.

-Ceder -respondió con voz suave-. Me atrapaste ¿no? Me toca ceder como buena perdedora -dijo, para reír divertida e inclinarse hacia Sebastian, dándole un suave beso en la comisura de los labios, sin separarse demasiado después de ello, tentándolo un poco con ello, demostrando la travesura con ello, para reír suave-. ¿Cargaré con castigo o salgo intacta? -cuestionó después, esperando una respuesta prometedora o que igualmente algo divertido resultase al final.



Le causó una risa ligera el escucharla tan sumisa. Recibió su beso en la comisura de los labios, mientras ambos seguían muy juntos, el pelinegro sosteniendo las caderas de ella mientras sus rostros se mantenían tan juntos que sus respiraciones entrechocaban suavemente. - Bien, dejame pensar... - Musitó, dejando a penas un instante de silencio, como si realmente pensara una respuesta para aquello, pero luego volvió a sonreir de esa misma manera galante, mirandola a los ojos. - Creo que te dejaré intacta por esta vez... - Musitó - Me doy por satisfecho solo con haberte atrapado... - Murmuró, inclinandose a posar de nuevo suavemente sus labios sobre los de la voluptuosa chica que le acompañaba para luego relajar poco a poco su agarre.


Sonrió entre sus labios, para sentir como aflojaba lentamente su agarre. Se separó de sus labios a la par que se hundía en el agua, mirando a la orilla, aunque apenas habían entrado al agua, se les veía distantes del acceso a la casa. Salió del agua a un lado suyo, para abrazarlo con delicadeza por la espalda, apegando su cuerpo al de él con delicadeza, aunque sus senos se presionasen ligeramente contra su espalda, a la par que le besaba suavemente la mejilla.

-Te reto a unas carreras de aquí a la orilla, exactamente frente al acceso por el que salimos -dijo, con tono suave, un tanto melosa, pero no demasiado, con el cabello humedecido, acomodado hacia atrás-. ¿Qué dices? -cuestionó con tono suave y una sonrisa delicada.



Sintió como se pegaba a su espalda suavemente luego de que él la soltara, sintiendo sus atractivas formas pegadas a su espalda, dibujandole una maliciosa y traviesa en el rostro al escuchar su propuesta. Se preguntó si la peliverde sería tan competitiva como él. - Así que una carrera... Suena bien... - Murmuró, sonriendole de medio lado, girando el rostro para ver el ajeno por encima de su hombro, aun con aquella enigmatica pero atractiva expresión en sus facciones. - ¿Y podremos tener alguna ventaja en esta? - Quizo saber - Como... no se... ¿Presumir un poco de habilidades? - Inquirió - Solo para darle un toque más interesante... - Agregó, intentando aparentar inocencia.


Rió bajo, con suavidad, más ante su propuesta, para dedicarle una arrebatadora y sensual sonrisa, llena de satisfacción ante aquella propuesta, para asentir con lentitud.

-Supongo que lo hará mucho más divertido... pero, todo depende, de cómo utilizaremos nuestros poderes, porque no quisiera una lucha -dijo en tono de broma, para reír-. Tú dirás, entonces.



- Para nada, una lucha no será necesaria... - Aseguró - Como dije, solo presumir un poco... Y una que otra trampilla de ser necesario... - Exclamó con una leve risa. No todo debía ser correcto, ¿cierto? - Bien, ¿que dices? - Inquirió tendiendole la mano, para hacerla dar una vuelta y que quedara entre sus brazos.


-¿Qué podría decir? -cuestionó, retórica, sonriendo cuando ya sintiese los brazos de Sebastian rodeándola, divertida ante ello, para mirarle con esa misma sonrisa y besarle en la comisura de los labios, con delicadeza-. Pues digo que... es una fantástica idea -respondió, jugueteando con sus dedos-, pero no se permite queja después -agregó, divertida y con una sonrisa... el inicio lo haría limpio, el resto quizá no, todo dependía de cómo resultase el juego ¿cierto? Así que le dio un último y superficial beso a Sebastian sobre los labios, casi intacto-. A tu señal.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Jue Feb 24, 2011 9:48 pm

- Me parece bien... Pero que quede constancia de que lo has dicho tú y no yo... - Exclamó con una risa leve. Sintió el roce leve de sus labios y se sintió tentado a profundizarlo, más se contuvo. Se separó de ella con delicadeza y se acomodó a su lado. Tenía en mente unas cuantas tretas, pero solo para juguetear un poco con ella. La verdad era que en el fondo pensaba dejarle ganar, aunque aún así le daría pelea. - En sus marcas, listos... ¡Fuera! - Exclamó, antes de sumergirse en el agua de un chapuzon, comenzando a nadar rápida y agilmente, valiendose de sus habilidades para ello.

-¿Ah sí? -respondió, divertida a por ello... vaya, estaba bien y le casaba gracia, Sebastian le encantaba... era bromista, era encantador, era una dulzura, era... tan perfecto. Y, apenas comenzó el juego, se sumergió en el agua, conteniendo la respiración... estaba oscuro cuando abrió sus ojos pero una de sus bolas de fuego duró lo suficiente para iluminarle y fue entonces que se abrazó a sí misma, para comenzar uniendo sus piernas y girando en un eje... era un movimiento que usaba en pelea, terminaba por romper algunos huesos y ahora la impulsaba hacia la orilla.

Sebastian comenzó a nadar más rápido al ver que se le adelantaba la peliverde y, utilizando su habilidad de mimetismo, copió la bola de fuego que la joven antes hubiera usado y, combinandola con su energía oscura, comenzó a lanzarle colas de fuero oscuro que no se consumían en el agua, todo contra ella para intentar distraerla o desviarla. Le causaba gracia aquello ya que sentía que se estaban comportando como niños pero, si aquello complacía a Morrigan, él se daría por satisfecho. Todos sus esfuerzos de esa noche estaban concentrados en hacerla feliz.

Su risa hizo que se le escapara el aire cuando aquello sucedió, negó con la cabeza y salió del agua... sabía jugar sucio... tomó aire de nuevo y se sumergió, cerrando sus ojos y... donde sus alas tomaban lugar, en lugar de aparecer éstos corrieron varios picos... eran como su piel, sensibles al tacto cuando tocaban pero no recibían daño a menos de que estuviesen formando sus alas... se hizo una pequeña bola al contraer brazos y piernas, cruzando los primeros y buscando así... no lastimaría a Sebastian en casi de encontrarlo, solamente lo detectaría y... apenas sintió un poco de calor, los atrajo y se abrió por completo, repitiendo el movimiento pero sin cruzar sus brazos, sino que emitiendo una bola oscura que era rodeado por reflejos azules, directo a lo que hubiese que haya sentido y en poco, lo alcanzaría, mientras que ella volvía a impulsarse a la orilla. El agua renotó en la superficia apenas su ataque chocase con algo.

Observó lo que hacía. Le pareció algo bastante astuto. Sin embargo, para que aquello no lo detectara, lanzó en su camino una de las bolas de fuego oscuro que se interpuso en el camino de esa especie de "buscador", mientras él se apresuraba a alcanzar a Morrigan por el lado contrario. Utilizando la energía oscura que era capaz de manipular, le dió forma en un leve instante que utilizó para tomar aire y esta, en forma de mano gigantezca, sobresalió desde el fondo para tomar una de las extremidades de Morrigan e impedirla de nadar, por supuesto, sin la fuerza suficiente como para lastimarla de veras.

Oh, comenzaban con el buen juego... perfecto. Apenas se sintió sostener perdió algo de aire a causa de la sorpresa, pero no sería suficiente... tal cual un par de manos brotaron de su espalda las alas, agradecía ese bañador fuera escotado por detrás. Y fue con la sorprendente fuerza de sus alas que empujó el agua... pudo crear una ola, pero solamente quería safarse e impulzarse lo suficiente, mismo que logró cuando implementó tambión su giro.

Vaya juegos... parecían un par de niños, debía admitir, pero no le molestaba en absoluto. Apenas volvió a acelerarse ocultó sus alas y nadó de nueva cuenta... se iluminó con aquellas bolas de fuego resistentes, para permitirse salir y tomar aire rápido, sumergiéndose para continuar.


Se sorprendió entonces de verla pasar a su lado con tal velocidad, impulsada por quien sabe que poder. No faltaba poco para la orilla, pero pensaba darle competencia hasta sus últimas instancias así que, utilizando de nuevo sus poderes, copió esta vez otras habilidades, las de uno de sus compañeros de circo y, dando un intenso chillido que hizo que se le acabara el aire entero, logró detectar el camino directo y mas rápido a la orilla, además de que el agudo sonido debió haber paralizado a Morrigan, al menos un instante, así que se apresuró a nadar, para darle pelea las últimas instancias antes de su enminente final.

Pff... había esperado no tener que utilizar sus alas de nuevo pero, al perder esos momentos que le robaron el aire, tuvo que preocuparse por sacarla de nueva cuenta, abrazándose con ella y volviendo a girar un segundo antes de abrirlas y empujarse... era bastante rápido y podría reírse porque sentía que se le resbalaría el bañador, pero apenas lo acomodó volvió a abrazarse con sus alas... Sebastian sabía jugar sucio, bueno, eso era batante divertido, a decir verdad, pero pronto vio sus alas transformadas en esos picos dirigiéndose a todas partes para anteponerse ante Sebastian... tenía suerte de su largo alcance, mismo por lo que pudo ir contrayéndolas mientras más se acercaba gracias a la velocidad que tomaba.

Con aquellos picos que, de la nada, aparecieron impidiendole avanzar a la misma velocidad que antes, nada hizo, la dejó avanzar; primero porque ya no tenía bolas de fuego que le permitieran escapar, y segundo porque su energía no era eterna y necesitaba recargarla, por decirlo así. A penas faltaba unos pocos metros. Nadó con fuerza, aunque ya resignado a que Morrigan le ganaría, que era lo que había esperado desde un principio. Solo para complacerla, satisfacer su femenino ego. Además, a fin de cuentas, la carrera había sido divertida así que podía darse por satisfecho.

Vaya, esperaba que él siguiese dando pelea, pero al notar que no sería así se permitía nadar más tranquilamente estando ya llegando. Apenas salió del agua comenzó a escurrir su cabello, apretándolo para quitarle el agua mientras esperaba que Sebastian saliera, peinando después su húmero cabello hacia atrás y emitiendo un muy profundo suspiro, se mantuvo ahí un momento porque el agua en sus pies la relajaba y se sentía mejor, así que cerró un momento sus ojos mientras esperaba al moreno.

Salió del agua poco despues de ella, observandola jugar con su largo cabello cuyo inusual color le gustaba. Se le acercó a abrazarla por la espalda, en un impulso, y al ser más alto que ella, pudo inclinar su rostro cerca del oido y cuello de ella, dejando un beso en este último antes de susurrar junto al primero. - ¿Se ha enojado la dama por el final de nuestro juego? - Quizo saber, susurrando suavemente, besando también su oido - Solo he querido darle el gusto, no lo he hecho con mala intención... Además, no todos tenemos habilidades ilimitadas - Utilizó a modo de excusa, acariciando con sus manos suavemente la cintura de ella.

Se había quedado absorta en sus pensamientos, en lo bien que se sentía estar ahí, al menos hasta que sintió los brazos de Sebastian rodearla. Vaya... los brazos de un hombre, cómo los había extrañado. Una sonrisa surcó sus labios cuando sintiese esos suaves labios presionar contra su piel, fue incluso a tomar sus manos apenas terminara de completar su cuestión.

-¿Debería enojarme? -respondió, hábil, permitiéndose recargar contra el pecho del pelinegro, riendo bajo cuando terminara de hablar y mirándolo sobre su hombro-. Pareciera que tú sí... copiaste perfectamente mi Soul Fist, ¿mimetismo? -cuestionó, divertida, mirándole enfática a los ojos.


Sintió como tomaba sus manos, y ante su pregunta suspiró aliviado internamente. Temía que se hubiera molestado con él, aunque por lo visto aquello no había sucedido. La abrazó de manera un tanto más posesiva al sentirla recostar en su pecho, volviendo a besar su cuello antes de que sus ojos se encontraran con los de Morrigan y le sonriera, entre travieso y atrevido. - Bien, si, supongo que el mimetismo es una manera de decirlo, aunque es algo que va mucho más allá... - Le aseguró - Aunque he de admitir que posees unas tecnicas bastante impresionantes - Admitió - Casi empiezas a darme miedo... - Le bromeó, ocultando una risa, solo dejando entrever una enigmática sonrisa, sin soltarla en ningún momento.

Se sintió estremecer por ese único beso, lo cual le encantó. Eso, sumado al abrazo de Sebastian... le encantaba, Sebastian completo le fascinaba, no sabía porqué, pero ese hombre realmente la anonaba... simplemente le encantaba, maldita sea y no podría negarlo... no ante esa exquisita sonrisa, no ante esos ojos tan profundos... no ante Sebastian.

-Deberías tener miedo -contestó, divertida, antes de moverse entre sus brazos con habilidad y rodearle el cuello con ambos brazos-. Si te dijera que solo puedo utilizar el veinticinco por ciento cuando no estoy transformada y solo el cuarenta si no la termino... ¿qué pensarías? -cuestionó, divertida, como quien cuenta una broma, antes de acercarse a sus labios, tentadora-. No, en serio... solo tememe, me hace sentir realmente superior -bromeó, no era en serio-. No soy la gran cosa... solo tengo gran variedad en habilidades.


- Tu lo dijiste, debería... Eso no significa que tenga que hacerlo - Señaló, sin desvanecer de su rostro aquella sonrisa, observandola ahora frente a frente, con sus labios tan cercanos como la peliverde los había dejado. El aire helado azotaba ambos cuerpos pero, en lo que a él respectaba, no le importaba demasiado, siempre que pudiera seguir observando aquella enigmática mirada y sentir cercana su llamativa figura. Era muy hermosa a decir verdad, y aunque intentara mostrarse caballero con ella, comenzaba a pensar que no solo era por educación... Comenzaba a interesarse en ella mucho más de lo que alguien de su posición debería, lo que podía ocasionarle problemas en un futuro... Pero ya se ocuparía de eso después.

- Además, si solo te temiera, sería aburrido - Señaló, acentuandose más su sonrisa, volviendose un tanto más suspicaz, seductora - Tengo cosas más interesantes para hacerte que solo temerte... - Admitió con descaro, paseando una de sus manos atrevidamente por la espalda de Morrigan, sin que por ello separara sus labios de lo cercanos que estaban ni besarle por completo.


Ah no podía evitarlo... esa sonrisa hermosa le embelezaba. Se sentía una estúpida, estúpida adolescente... ahora recordaba porqué se había enamorado antes, pero era tan diferente y parecía no tener comparación... porque Sebastian terminaba siendo único y completamente diferente a todos ellos y, ahora... realmente sentía que podía volver a suceder, aunque en el fondo temiera a ello y a volver a salir lastimada... ¿Pedirle que no lo hiciera sería muy acelerado? En definitiva... porque no quería verlo huir, porque quería intentarlo con él justo ahora... porque Sebastian le encantaba y quería dejar de jugar como Daeron le había dicho... "consíguete un novio que te merezca"... comenzaba a pensar que ella debía merecerlo a él.

-¿Ah sí? -dirigió a esa última afirmación de parte del pelinegro, alcanzando sus cabellos con sus manos y acariciando lento éstos, con detenimiento a la par mientras le dedicaba una sonrisa encantadora, femenina y seductora, casi tanto como la de su contrario-. ¿Como... qué? -indagó con atrevimiento, resbalando sus manos hasta los hombros de Sebastian... ¿tenía que ser así? Tan... irresistible. Llegó al grado de atrapar sus labios de nuevo, con suavidad y lentitud, pero algo de fuerza, mientras que literalmente se paraba en puntas para alcanzarlo por completo y rodearle el cuello con toda la longitud de sus brazos.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Jue Feb 24, 2011 9:56 pm

No pudo responderle ya cuando la peliverde atrapara sus labios con los propios, cosa que le hizo acallar cualquier comentario que se formara en su mente. Su mano detuvo su camino en sus caderas, mientras la otra se posaba en el mismo lugar, sintiendo sus brazos alrededor de ella, apegandose a su cuerpo, desgustando encantado el suave sabor de sus labios, el cual le encantaba a sobremanera; delicados como petalos de rosa y deliciosos cual el vino más exquisito.

Así era ella... Una mezcla de todas aquellas cosas que al mundo ecantadas, reflejadas en ella, en cada movimiento, cada paso y suspiro, casa caricia de sus manos y mirada de sus ojos. Le encantaba como si él fuese una serpiente y ella, el encantador. Por más que quisiera alejarse, un fuerte deseo, imperioso como él solo, se lo evitaba. Parecía estarse enamorando de ella cada vez más perdidamente.

Cuando finalmente se separaron le sonrió a medias. - Depende... - Musitó, finalmente como respuesta - Depende de como quieras mostrarme que no eres solo una mujer de negocios... - Exclamó, seductor, rozando sus labios con su mejilla y su oido con lentitud mientras hablaba, para ver hasta donde era capaz Morrigan de llegar.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Vie Feb 25, 2011 7:44 am

El deleite de unos labios como los de Sebastian... el mismo y propio deleite de volver a sentirse así con un hombre le robaba una sonrisa llena de satisfacción... podría derretirse en sus brazos y ni siquiera lo sentiría, seguramente. Tenía que admitir que no podía haberse encontrado a alguien más perfecto, que la hiciese sentirse feliz otra vez...

Le sostuvo de la mejilla con un roce delicado, aunque sin separar su mano de la piel de Sebastian y menos al sentirle separar de sus labios, esbozando una sonrisa coqueta al escucharlo.

-Eso puede demostrarse de tantas formas -respondió, divertida de por sí, encantada aún más-. Si es eso lo que deseas... tanto como yo... no vaciles y llévame a otro lugar... es eso lo que quieres, ¿no? -decía, con ese tono de voz sensual y encantador, acercándose a su oído para susurrarle de forma tentadora, jugando con los dedos de su mano que se encontraba en la nuca de Sebastian-. Creo que al final solo dependería de ti, Sebastian... ¿Qué tan lejos quieres llegar?

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Mar Mar 29, 2011 7:58 am

- Una cosa es lo lejos que desee llegar... y otra muy diferente es que tan lejos lo permitas... - Musitó, siguiendo con aquellos besos, sutiles caricias de sus labios, por el oido y cuello expuestos de la peliverde - No quiero que pienses que solo un juego es lo que busco, que solo para eso te traje aqui... - Murmuró, con voz lenta y seductora. Al fin y al cabo, si solo hubiera querido un acoston se hubiera ido con cualquier prostituta de Cabaret, pero no... él quería algo más... intenso, profundo, apasionado, algo que valiera la pena.

Volvió a subir a su oido, luego de aquel recorrido donde casi habia bajado hasta la clavicula ajena. - Pero, sea cual sea el resultado de esta discusión, la playa no es buen lugar para terminarla... - Le aseguró, volviendo a besar sus labios, asegurandose que cerrara sus ojos antes de usar sus poderes en ella.

Gracias a sus habilidades, al separarse de sus labios, ambos estaban en un balcon, en el segundo piso de la cabaña donde antes estuvieran, y desde donde se podía ver perfectamente la playa donde antes estuvieran. Las puertas corredizas de cristal, abiertas de par en par, cubiertas por transparentes cortinas de seda blanca dejaban entrever dentro una magnifica habitación, decorada sobriamente en blanco y negro, iluminada con velas de suave aroma que daban una iluminación ténue y romantica. Estas se encontraban puestas alrededor de la habitación y sobre una mesa con dos copas y una botella de champaña en una pequeña cubeta con hielo. La cama estaba decorada con petalos de rosas rojas y blancas, dandole a aquel escenario una apariencia aún más encantadora de ser posible.

Sebastian permitió que la joven lo observara un instante antes de susurrar en su oido. - Espero no lo tomes como atrevimiento. Te aseguro que no tiene dobles intenciones.... - Exclamó con aquella sonrisa picara y seductora que le era tan propia al joven cirquero.


Spoiler:
 

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Mar Mar 29, 2011 2:01 pm

Esa respuesta... era excelente. Casi le hizo estremecerse con el gusto de escuchar las palabras de Sebastian y solo por ello una sonrisa aún más amplia se formó con sus labios. Deslizó ambas manos hasta los hombros del cirquero, sosteniéndose de él que de por sí ya se encargaba de su peso con sus brazos para poder alcanzar su cuerpo con aquellos labios.

-Hazmelo creer -respondió, no restándole importancia a sus palabras, sino que expresándole que a ello se inclinaba, que por allá se encontraba y era lo que realmente ella buscaba-, dame tu tiempo más veces para poder asegurarme de ello... y regálame más de tus palabras como un contraro de ello -no se lo exigía tampoco, era más bien una humilde y sincera petición de cumplimiento ante lo que ya estaba diciendo y, con la impotencia que un roce de sus labios y sus palabras que en su oígo probocaron, terminó atrapada de nuevo por aquellos labios de gentiles y seguras palabras, dejándose hacer por el caballero que como falta única tenía era una espada, pues la capa había caído y la armadura desvanecido, mientras que su "corcel" descansaba afuera frío.

Si tuviese la oportunidad de decir que aquella cita parecía ir a malas, ser un desastre, lo haría con placer... pero todo lo contrario sucedía y eso hacía descolocar a la peliverde. No quería más malas experiencias, no querías más ilusiones por perder, solo quería cumplir sus metas y finalmente completa poderse desvanecer.

-Dices tantas cosas -empezó tras darle un vistazo completo al sitio, para llevar sus dedos blancos y delicados a acariciar el rostro ajeno, reteniéndose en sus suaves labios-, que me haces temer no todas sean verdad -concluyó antes de sonreírle casi de la misma forma que el mismo Sebastian, para acariciarle el cabello lento y suave-. No es osadía por la que deba amonestar, eso te lo puedo asegurar.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Mar Mar 29, 2011 3:40 pm

Sus palabras le tentaban en un divertido juego que iba más allá de las miradas y los roces... Le hacía sonreir, le hacia estremecer el cuerpo y desearla más. No comprendía como tal cosa podía suceder. - Hare que lo creas... Así tenga que embrujarte con un hechizo de dulces palabras al oido... - Musitó, susurrando contra este de aquella misma manera lenta y deliciosa de sus palabras, inegablemente caballeroso pero atrevido a la vez. Era irremediablemente atrayente, aunque no quisiera serlo.

La dejó hacer, sintiendo las caricias suaves de sus manos delicadas en todo el rostro, rozando sus labios que, traviesos, atraparon el dedo de ella con traviesa diversión, a penas un instante, antes de dejarlo ir, sintiendo como luego le acariciara la suave pero abundante cabellera negra. - ¿Ah no? Es un alivio entonces... No me gustaria estropearle la noche a la señorita - Bromeó el pelinegro, inclinandose para besar la comisura de los labios ajenos. Tan cerca de sus labios y lejano a la vez. Luego se irguió y le tendió su brazo - ¿Pasamos adentro? - Ofreció - La noche es algo fría y creo que necesitamos calentarnos un poco... - Musitó de aquella forma que podía malinterpretarse aunque sus gestos dijeran lo contrario.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Miér Abr 06, 2011 12:33 am

Se permitió el sonreír con gusto... Sebastian le daría una noche bastante interesante, vaya que lo sabía y ello le agradaba. Se rió suave al notar la forma en que atrapaba su dedo con aquél par de labios y negó con la cabeza, porque parecía un ser irremediable. Casi se derrite, por supuesto, ante aquél beso... que le hubiese encantado disfrutarlo sobre sus labios con el placer de repetir el roce mutuo, pero no se dio y se vio satisfecha con ello y mas aún al escuchar sus palabras. Aceptó la invitación y entrelazó sus brazos con los de Sebastian.

-Por supuesto, caballero -dijo, mientras le seguía hacia adentro de la habitación, aunque separándose un momento del pelinegro para ir y tomar una toalla-. Estoy completamente pegajosa... Y tú también... ?No deberíamos darnos una ducha, antes? Digo, a menos de que quieras quedarte asi toda la noche -dijo, divertida.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Miér Abr 06, 2011 9:24 am

La guio hasta el interior de la habitacion, donde seguia soplando la brisa nocturna pero de manera mas suave, ya que ahora todo resultaba envuelto por la suave calidez de las velas que iluminaban romanticamente el recinto donde ambos se disponian a pasar la noche.

Dejo que se soltara, echando un vistazo entero a la habitación, con cuidado de que todo estuviera bien y en su sitio. Sonrio ante sus palabras. - Supungo que tienes razon... Aunque ya había previsto esto y he... digamos que "mandado" a preparar la tina - Sonrio de aquel mismo modo atento y seductor que le caracterizaba y, abriendo una puerta lateral a la habitacion, revelando un baño decorado con los mismos tonos opacos que el resto de la habitacion, con una amplia bañera con bordes de marmol y decorada con petalos de rosas rojas, blancas y amarillas y desprendiendo un agradable aroma de incienso muy suave.

- Todo esta dispuesto para los deseos de la dama - Sonrio el muchacho - ¿Desea tomarlo sola o acompañada? - Pregunto como si el descaro no fuera tal cosa, sino aquella pregunta fuera común de todos los días.


Spoiler:
 

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Miér Abr 06, 2011 10:44 am

Se rió con gusto tras escucharle, para dar un ultimo vistazo antes de dirigir su vista al baño y sonreír... algo divertida con el hecho, antes de girarse de vuelta hacia él y subir sus manos a los hombros de Sebastian.

-Dices que no quiera que traes contigo malas intenciones cuando solo parece lo contrario -mencionó divertida, recorriendo con sus manos hasta su pecho, delicada-. Sin embargo... no parece ser una malicia que pase solo una noche y mucho menos una de la que pueda arrepentirme -musitó tentadora, instándole a buscarla, pero alejándose de él con seducción para girarse dándole la espalda-. Preferiría acompañada -mencionó, tomando una de las botellas de vino, para entrar al baño y esperar bajo el marco de la puerta-, por una buena copa, claro -dijo, y cerró la puerta, pegándose a la pared y poniendo la copa en el suelo, para sonreír a sí misma... se sentía una estúpida desquiciada... pero la más feliz del mundo.

Negó con la cabeza para sí misma y se separó de la puerta, girándose para abrirla y apenas extender su brazo hasta tomar la mano de Sebastian.

-Cambié de opinión... ven conmigo -dijo, atrayéndolo a su cuerpo y sosteniéndose de él mientras lo atraía a la tina-. ¿Qué dices? ¿Haces uso del pudor o prefieres librarte de toda prenda?

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Miér Abr 06, 2011 12:23 pm

A sus palabras no pudo evitar que una sonrisa maliciosa se le formara en el rostro ante las palabras ajenas, Si bien era cierto que su intencion pretendida era que no pareciera que planeaba algo atrevido, la verdad era que si lo hacia. Le gustaba jugar a las apariencias pero estaba conciente de que la peliverde conocia sus intenciones tanto como él mismo.

Se dejo hacer por sus jugueteos, dejandose llevar por los encantos ajenos a penas un instante antes de que la otra pareciera "quebrarlos" al cerrar la puerta del baño, cosa que le hizo soltar una leve risa interna y negar con la cabeza. Morrigan era todo un caso, por lo visto... Pero bien valia la tentación por la malicia de una noche, como ella misma habia dicho.

Se sorprendio cuando volvio a abrir la puerta ya que realmente pensó que le dejaría afuera pero se dejo hacer por la peliverde, atraido a su cuerpo voluptuoso más que por inercia. - Es un alivio que cambiaras de opinion - Le dijo con aquella sonrisa arrebatadora - Y ya que lo mencionas, creo que prefiero prescindir del pudor por una noche... Al fin y al cabo, estamos ya bastante grandes para estos jugueteos... - Aseguró el joven, inclinandose a besar su cuello de manera leve, deslizando sus manos delicadamente a través de los hombros de la chica e ir retirando poco a poco los tirantes del traje de baño a la par uqe acariciaba su cuerpo, todo con lentitud y sensualidad.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Miér Abr 06, 2011 5:57 pm

No pudo evitar el emitir una carcajada... hermosa, sonora y delicada, como debía ser la de toda dama. Se sostenía de su pecho para mantenerse cerca pero no demasiado, mientras que sus pasos parecían inciertos y traviesos, aunque el rumbo estaba fijo.

-Vaya... al menos eres sincero -comentó, agradecida por la honestidad y seguridad de las palabras del pelinegro, mientras le sentía acercar más y como jugaba con la piel de su cuello... se estremeció, haciéndolo notar mientras deslizaba una de sus manos a la nuca del cirquero, instándole a que no se atreviera a parar, a que continuara con el juego. Se encogió por inercia ante el paso de sus manos que, sin problemas, comenzaban a recorrerle, deslizando así aquél traje de baño por el voluptuoso cuerpo de la peliverde que, si el moreno seguía, terminaría en sus brazos completamente sumisa... esas debilidades en el romance.

Le agradaba que... Sebastian sabía tomarse el tiempo, que no se preocupaba por nada y, sinceramente, incluso se lo contagiaba. Pero le hacía sentirse especial en cierto aspecto... que se diera el tiempo a con ella siendo que los hombres la perseguían unicamente por dos razones: poder y dinero. Y no... Sebastian sabía solo una parte de lo que ella era y, sin embargo, parecía no importarle... le estaba plenamente agradecida por ello.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Miér Abr 06, 2011 7:20 pm

Sonrio al escuchar aquellas palabras de parte de la peliverde la cuales le resultaron un poco ironicas.- Solo lo necesario, milady... - Bromeo el cirquero, sintiendo su mano enredarse en sus cabellos sin que él despegara sus labios de su piel.

Con lentitud y cuidado sus manos fueron descendiendo por los brazos ajenos, bajando los tirantes por su piel nivea hasta que estos, luego de cruzar sus manos, abandonaron el cuerpo de la peliverde. A la par, Sebastian fue dejando besos delicados,cada vez mas atrevidos, en la piel que iba quedando expuesta al caer la tela, teniendo que inclinarse a rozar atrevidamente el camino entre sus senos que habia quedado descubierto en el traje de baño hasta que un sonido de su propio cuello le impidió seguir inclinandose, subiendo entonces de nuevo sus labios por el lado opuesto de su cuello para "emparejar".

- Espero... no ser demasiado rapido para ti...- Comento, con suave voz, rozando con sus labios la piel ajena, con ligeras caricias que hacian a sus manos descender a la cintura ajena, buscando continuar.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Miér Abr 06, 2011 8:10 pm

Sonrió con gusto ante aquella respuesta... pero tuvo que desviar sus pensamientos con la situación cuando comenzó a sentir los labios del pelinegro recorrer su cuerpo hacia otras rutas bastante peligrosas. Si seguía parada tan fácilmente, sintiendo al pelinegro recorrerla así, caería tras un temblor de sus piernas... es por eso que lo atrajo un par de pasos más y se recargó en el borde de la tina... aunque recordando que su piel continuaba salada, seguro tendría un pésimo sabor... Divagaba.

Podría carcajearse ante aquellas palabras... ¿no recordaba lo que le había dicho antes? Incluso la había hecho de prostituta así que no le incomodaba lo suficiente aquél descaro... le agradaba que más bien no estaba completamente seguro de querer cometerlo y, con esos besos y caricias, la tenía a derretir.

-No te preocupes por eso ahora, Sebastian -musitó, mientras que su mirada amenazaba con nublarse del gusto y sus mejillas con presentar un sonrojo a lo próximo. Oh, solo quería volver a sentir lo que tanto tiempo había dejado por gusto propio o, más bien, por ambiciones... un poco de cariño por un hombre, unos brazos fuertes como aquellos que le habían abrazado durante toda la velada y que, prometían, continuarían haciéndolo mucho más... que lo hiciera entonces, se lo agradecería.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Jue Abr 07, 2011 10:43 am

Casi podia sentir los temblores de ella a cada roce de sus labios con su piel de aquella manera pausada que solo parecia despertar aun mas las sensaciones de la joven. Dado que sus dedos finos se enredaban en sus cabellos oscuros, poco a poco sintio como lo acercaba hasta que ambos quedaron al borde de la tina. Sonrio al notarlo. Parecia estar cerca de desfallecer y ello le divertía.

Sus labios subieron a traves de su cuello hasta su oido, jugando con el lóbulo y su lengua, besando luego detras de este en ese lugar donde, sabia, le causaba escalofríos a toda mujer. A la par de ello, con la misma lenitud de cada movimiento, mas para hacerla estremecer que para otra cosa, sus manos fueron deslizandose a traves de sus caderas para ir retirando poco a poco la tela del traje de baño por cintura, luego sus caderas, sus piernas largas las cuales acaricio, sin dejar marca en sus blancos muslos hasta finalmente deslizar la prenda hasta sus tobillos, dejando completamente desnudo su cuerpo exhuberante.

Entonces sus brazos rodearon su cintura para apegarle a su cuerpo, aun no tan descubierto como el ajeno. - Mejor...? - Inquirio atrevido, subiendo su maxilar para buscar sus labios.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Sáb Abr 23, 2011 3:24 am

Que sí... que se iba a derretir entre esos brazos si continuaba de aquella forma tanlenta, tan tentadora que parecía buscar siempre lo mismo. Ya se había nublado su vista cuando sus manos deslizaron por sus caderas, siendo que estaba recargada en la tina de baño, para sonreír traviesa y delicadamente mientras le soltaba y se sostenía de la tina, levantándose un poco para terminar de quitarse aquella prenda que además de incómoda, estaba húmeda. Y es que Sebastian parecía buscar y acertar con cada punto que la debilitaba más aún en esa situación al grado de solamente desear tener esos labios cerca y aquél par de brazos varoniles rodeándola todo el tiempo.

-No te burles de mí -musitó al escuchar aquél tono en que cuestionó aquello, para sonreírle mientras alcanzaba sus labios, ya que sabía que Sebastian los buscaba, que no se burlara de ella que aún no demostraba nada de la que realmente era su capacidad pasional, por llamarle de una forma sutil.

Ahora era el turno de sus delicadas manos de dama que tomaban rumbo desde su pecho habia abajo, por su tórax y delineando todo músculo existente en este, apenas con las yemas de los dedos, rosando sus delicadas y largas uñas, que no le gustaba mucho andar poniéndose postizas pero sí arreglarselas y un diseño francés blanco adornaba estas delicadas que recorrían el cuerpo del muchacho quien, ciertamente, era menor que Morrigan... ¡Ja! Como si ese fuera impedimento para ambos. Alcanzó entonces la tela de la prenda inferior, aunque aún no separaba sus labios del par contrario puesto que había sido un beso bastante largo, hasta deslizar abajo la prenda única en el cuerpo de Sebastian y dejarla caer... definitivamente, ahora todo estaba mejor y lo demostró al abrazarse, de nuevo, plenamente al cuello del joven.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Dom Mayo 01, 2011 12:57 pm

- No me burlo... ¿Que te hace pensarlo? - Inquirió, aunque aún así aquella expresión picara y atrevida no se borraba de su rostro. Por nada lo haría. Y es que tener aquellos jugueteos con la dama era tan... poco usual en él que no podía evitar querer aprovecharlos en toda su expresión. Sus labios finalmente alcanzaron los de ella mientras sus brazos se mantenía alrededor de su cintura, en lo que fue un beso largo, aunque tuvo que separarlos a penas al sentir las manos de la dama bajar por su abdomen.

Aún en el beso, las comisuras de sus labios se curvaron y todos los vellos de su cuerpo se erizaron, sintiendo como delineaba sus musculos con sus uñas y las yemas de sus dedos, descendiendo cada vez más y más, provocandole ligeros escalofríos hasta que alcanzó su traje de baño que retiró limpiamente y sin ningun pudor. Le gustaba eso de ella. Sus brazos le rodearon y él la apegó más a su cuerpo sin importarle la desnudez de estos y cuando la falta de aire, finalmente los hizo separarse, apoyó su frente contra la ajena, sin borrar su enigmática sonrisa. - Bien, creo que ya estamos listos para el baño, entonces...- Musitó, tomando a la dama con facilidad de la cintura para alzarla un poco y luego cargarla cual damisela en lo que se metía en el agua de la tina, con una temperatura mucho más agradable que el frío de la playa.

Hubiera deseado sentarla en su regazo, pero la tina tenía suficiente espacio. De igual modo el solo se acomodó an el borde de esta y dejó a Morrigan sobre sus rodillas aunque sin retenerla. Si ella quería moverse, era libre de hacerlo mientras él alcanzaba las esponjas para lavarse el cuerpo.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Dom Mayo 01, 2011 10:56 pm

No quería moverse... quería sentirse una princesa de nuevo, que su encantador príncipe se encargara de cuidar de ella con gusto y, apenas fue levantada por Sebastian, no pudo evitar sonreírle de forma coqueta, sentándose justo donde él la había dejado sin moverse demasiado, alcanzando con una de sus manos la manguera de una regadera pequeña, para poder mojarse así el cabello y que lo endurecido de la sal de fuera. Entonces se dio el tiempo para buscar el shampoo y colocarsela en la larga cabellera verde, haciéndosele todo espuma y juntándolo de una en un montón sobre su cabeza, mientras algo de espuma deslizaba por su espalda. Parecían los actos más inocentes y comunes a pesar de ser tan atractivos... la espalda de una mujer comenzando a enjabonarse casi por sí misma, mientras que ella se preocupaba por limpiar lenta y suavemente la piel de sus brazos, sin hacer mucha batalla cuando la hora de sus largas piernas fuera, pues las levantó un poco una a una antes de meterlas de vuelta al agua y atrayendo así el agua de la tina para limpiar su cuerpo antes de mirar encantadoramente a Sebastian, por encima de su hombro, dedicándole una inocente sonrisa que a la vez era la picardía más grande del mundo.

-Respondiéndote -dijo, tras darle la espalda de nuevo-, es que tu voz parece burlona -dijo, justificándose mientras enjabonaba por su cuello, bajando sus manos entre sus senos-. ¿Me ayudas con la espalda? -cuestionó con una sonrisa atractiva, casi sutil pero siendo notoria a pesar de ello... quería tentarlo y que no se frenara ante ella, lo retaba a pesar de todo y se retaba a sí misma a soportarlo, porque realmente le gustaba el pelinegro.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Dom Mayo 01, 2011 11:23 pm

Sonrió satisfecho al darse cuenta que Morrigan no se movía de donde la habia dejado. Mucho mejor entonces. La apegó un poco más a él, solo para sentir el calor de su piel mientras se lavaba, siguiendo cada movimiento discretamente con la mirada mientras él hacía lo propio, lavandose el cuerpo lentamente y luego también su cabello negro, algo largo para un hombre, pero le daba aquel aire atrevido que encantaba al pasar. Sonrió ante ello y se preguntó si eso también habría seducido a Morrigan.

Observó cada parte del cuerpo ajeno con detenimiento conforme las iba llenando de jabón. Era simplemente magnifica. La belleza de su cuerpo era, en defintiva, exótica, sin embargo, había algo más allá de eso que parecía atraerle irremediablemente, como la polilla a la luz. Era... bastante curioso que lograra despertar cosas como esas en alguien como él.

Ante su petición asintió suave con la cabeza, sonriendole de aquella manera seductora como siempre. - Como lo desee la dama... - Musitó, inclinandose a depositar un beso sobre su hombro desnudo, donde no estaba lleno ya de jabon y, luego de poner un poco de jabon líquido en la esponja, comenzó a pasarla por la espalda de la peliverde, empezando por los hombros y luego cada vez más abajo, colando sus manos bajo sus brazos, llenando de jabon sus costados y casi rozando el nacimiento de sus pechos, casi descaramente, pero cual tentación a penas fue un ligero roce, luego sus manos se apartaron para seguir descendiendo. - ¿Así? ¿O me ha faltado alguna parte? - Inquirió, susurrando tentador junto a su oido.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Dom Mayo 01, 2011 11:39 pm

Sus labios se curvaron ante el gusto que le provocó el sentir sus labios contra su piel, irremediablemente ladeo el rostro por lo mismo, mientras sentía las manos de Sebastian deslizarse junto a aquella esponja, por encima de su piel, limpiando cada parte de esa superficie suave. Y cuando cuestionó aquello tuvo que volver su rostro hacia él por encima de su hombro.

-No lo sé -dijo sin remedio-, no puedo ver más allá...tendrías que juzgarlo por ti mismo -tentó, sonriendo para sí misma antes de hacerse un poco hacia atrás, buscando recargar su espalda en el que, ya había notado, era el fuerte pecho de Sebastian-. Supongo que por ahora estará bien... ¿no crees? -dijo, mirándole ahora hacia arriba, con una sonrisa divertida, aunque sus senos ahora eran cubiertos por el agua y su superficie llena de espuma y cierta cantidad de pétalos. Sacó solo su mano, para tomarlo de la nuca y obligarle a inclinar sus rostro, buscando besarle de nuevo mientras sonreía divertida.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Dom Mayo 01, 2011 11:59 pm

- mmm... pues en ese caso supongo que... tendré que asegurarme que todo esté en orden, no? - Inquirió, sintiendola reclinarse sobre él hasta dejarla apoyada en su pecho. Aunque al escucharla, finalizó su frase con ún...- Pero bien puede hacerse despues... - Aseguró, divertido, correspondiendo a la expresión de la dama, buscando sus brazos instalarse definitivamente en su cintura, sintiendo como le buscaba los labios y le inclinaba para besarla. Estos le equivaron y se dirigieron a su mentó, luego a su maxilar y nariz en besos mariposa hsta dejar que sus labios finalmente se encontraran en un beso pasional, mientras sus manos acariciaban aquella zona desnuda con delicadeza, de manera sutil.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ella
Alpha
Alpha
avatar

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   Lun Mayo 02, 2011 4:16 am

Optar por la delicadeza... le agradaba, porque los brazos de un hombre gentil y su efecto habían desaparecido sobre el cuerpo de Morrigan hasta ese entonces. Quería, realmente deseaba, poder permanecer durante más tiempo entre sus brazos, que aquél abrazo fuera eterno y que su romance nuevo no terminase como el anterior... como aquél que le había arrebatado tan cruelmente su fe... pero no arruinaría su gusto con esos horribles pensamientos y, en aquellos labios, ahogaría cualquier muestra de dolor, siendo que ante aquellas sonrisas le sería difícil precisarlo.

No pudo evitar... llevar sus manos donde las de Sebastian, sosteniéndolas así mientras gozaba de sus exquisitos labios, teniendo cuidado de que esas manos no llegasen donde su herida más grave, que no notase la cicatriz de su alma y cuerpo, aunque... a como estaban, sería difícil ignorar ese hecho, que seguro se olvidaría más tarde estando en el abrazo de aquél hombre gentil.

_________________
La mayor rémora de la vida...
es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

Lucio Anneo Séneca
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cita Nocturna [+18]   

Volver arriba Ir abajo
 
Cita Nocturna [+18]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Una cita nocturna en la playa.(Kai/Sakura.)
» [Prólogo] Persecución nocturna
» ¿QUE HARIAS EN UNA CITA CON UN TITAN?
» Una cita semi romantica con un playboy de una sola mujer (Dokuro/ Atsuko)
» Caminata Nocturna, sorpresas inesperadas [Ryan Sagg]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
X FACTOR: El Futuro es Ahora :: Nueva York :: .:~*Brooklyn*~:. :: .:~*Macabre Circus*~:.-
Cambiar a: