Foro 100% Yaoi/Yuri/Hetero...el unico limite es la imaginacion
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Abriendo los ojos

Ir abajo 
AutorMensaje
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Abriendo los ojos   Miér Jun 15, 2011 10:31 pm

Desde la llegada de la práctica de fin de semana, en que se le había ocurrido la brillante idea de declarársele a su maestro, las cosas no habían vuelto a ser las mismas, o al menos no para Raven. No era igual que antes; no intervenía como siempre en clases con sus comentarios inusuales de siempre, si se sentaba a almorzar con sus compañeros era en silencio, esquivaba las clases de Evan y casi nunca entraba, se acostaba a dormir tan pronto llegaba al dormitorio y ni siquiera interés en la literatura parecía tener ya. Y aunque ella decía que lo "controlaba", cada vez se la veía más decaída.

Esa tarde, luego de terminar las clases se fue hasta el jardín porque tenía que terminar una de sus tareas no quería a Elianna encimándosele como siempre. Sabía que estaba preocupada, pero realmente tenerla encima era lo que menos necesitaba en ese momento. Se sentó en una de las mesas y comenzó a escribir en el cuaderno, sin ponerle demasiada dedicación o empeño, apenas garabateando, mirando al resto del estudiantado que paseaba alegremente, cosa que le hacía sentirse aún más miserable todavía.


No había pasado desapercibido para Liang el cambio de actitud por parte de la pelinegra, incluso comenzó a preguntarse si algo malo le había pasado en aquella excursión que hicieron los alumnos, pues fue a raíz de esta que se dio e radical cambio, y las cosas llegaron al punto de que comenzó a extrañar los comentarios sutilmente mordaces de su alumna, trato de levantarle el ánimo a través de aquello por lo que ambos compartían una pasión, los libros... día con día se pasaba horas en la biblioteca preparando la clase que impartiría y aun así no conseguía nada lo que le tenía un tanto frustrado.

Y ahí estaba de nuevo en la biblioteca, con una pila de libros por un lado y varias hojas con anotaciones cuando miro por uno de los enormes ventanales y alcanzo a verla, como lo sabía?... bueno porque llevaba esa característica capucha clara, y sin haberlo pensado dos veces salió corriendo dejando todo ahí, lo más rápido que las piernas le daban, esperando poder alcanzarla aun ahí, vaya que en momentos como ese serian de ayuda el poder teletransportarse como algunos ahí en el instituto.


Los garabatos en su cuaderno que intentaban parecer las letras de su tarea, no parecían estar dando mucho fruto y eso era porque lo estaba haciendo más por compromiso que por otra cosa. Obstinada arrancó la hoja de la libreta y la arrojó al cesto junto a la mesa donde ya había otras iguales, incluso en el suelo y que ella no se molestaba en levantar, ni siquiera con sus poderes.



Se disponía a iniciar un nuevo intento cuando la figura de una sombra sobre la mesa y el sonido de una respiración agitada la sacaron por un instante de su abstracción. Miró a su lado y observó al profesor de literatura, con quien antes tanto discutiera. Le observó apenas con la misma expresión ausente que ahora siempre llevara antes de atreverse a hablarle. - Buenas tardes profesor Liang – Saludó cortésmente, aunque sin aparente sentido - Se le ofrece algo? - Preguntó de la misma manera vacía y no la irónica que tenía por costumbre.

Llego ahí en tiempo record pero apenas y podía articular palabra a causa de la agitación, misma que lo delato frente a la chica, escucho su pregunta pero no pudo responderle sino hasta unos minutos después cuando su respiración se regularizo y se sentó en la banca frente a ella -buenas tardes Raven... no realmente nada en particular, solo pasaba por aquí (si claro) y pensé en preguntarle si está todo bien, la he visto distraída y decaída en estos días...-

- Ah sí? No lo había notado...- Comentó la joven, fingiendo indiferencia - Pero seguro ha de ser solo una etapa... - Dijo a modo de explicación, acomodándose la capucha. De todas las personas que, pensaba, podían preguntarle lo sucedido, Liang era ciertamente el último de la lista, más aun considerando los términos en que se habían separado la última vez que se vieron - Seguro se me pasa en unos días, no tiene de que preocuparse... - Musito, desviando la mirada al patio de juegos y más allá el edificio donde por una de las ventanas observó a Evan, cosa que la hizo desviar la mirada de manera violenta lejos del profesor de arte. - Y a usted qué tal le va con sus libros? - Le preguntó, por decir algo, para distraerlo de sus reacciones.

Ante la respuesta que le dio arqueo una ceja levemente, tal vez no tendría habilidades empáticas ni nada por el estilo, pero eso no significaba que no pudiera darse cuenta cuando no le estaban diciendo la verdad, eran cosas que había aprendido al haber estado en el mundo de los negocios, el lenguaje corporal dice muchas veces lo que la ausencia de palabras no te permite saber, y el de la pelinegra le dejaba ver que no solo estaba consciente de su estado de ánimo, sino que el motivo de este se encontraba en el instituto al ver como de buenas a primeras la mirada de la chica se desvió -estas segura?... si quieres hablar, de lo que sea, bueno ya sabes...- con esa última pregunta fue que de repente recordó como había terminado su última conversación y suspiro levemente para después esbozar una leve sonrisa -bastante bien, los que me prestaste... creo que me duraron una semana aunque no he tenido oportunidad de devolvértelos me encantaron gracias y... lamento haberme molestado aquella vez, creo que... no fue muy maduro de mi parte-

Aunque el ofrecimiento del pelinegro era tentador, no iba a rendirse ante aquellas sensaciones tan fácilmente. Sintiéndose peor que antes solo por el hecho de verle, trato de fijar su atención en la ajena conversación. Ante lo último negó con la cabeza. - Supongo que tampoco debí comportarme así cuando supe que era humano... No fue correcto de mi parte...- Musito sin levantar la mirada de donde ahora la tenía fija, su regazo. - Yo no he terminado el que me prestó. Ya sabe, mucha tarea... - Uso como excusa pero la verdad era que ni lo había llegado a hojear si quiera. Tal era su depresión. Soltó un suspiro aun indecisa de aquello antes de preguntar, como quien no quiere la cosa. - Profesor Liang... Usted que tanto parece conocer a la directora Kandra y su hermano... Sabe si él tiene novia? - Se atrevió a preguntarle ya que, si bien eso le había dicho, aún no le creía del todo. Pensaba que solo eran excusas para rechazarla.

-Ya mejor olvidémoslo si?... ambos nos equivocamos a fin de cuentas nadie es perfecto- eso de que la pelinegra no le mirase le frustraba pues estaba acostumbrado a mirarse con ella en sus conversaciones y discusiones, le gustaba ver su rostro molesto o frunciendo el ceño, pero no triste -no te preocupes, te lo obsequio así que puedes tomarte el tiempo que quieras en leerlo- sonrió levemente aunque después quedo algo sorprendido por la pregunta, mmm así que su ex cuñado encajaba en este asunto eh?... -novia?... pues me parece que sí, digo le he oído mencionar un par de veces a una chica de nombre Sahara...-

- Ah, entiendo... - Valla, así que en realidad no le estaba mintiendo cuando le dijo aquello, cosa que le sorprendía aún más. Sin embargo, eso no le hizo cambiar de postura o de ánimo, solo se acomodó un poco la capucha, se acomodó un mechón de cabello, levantando a penas la mirada para observar la expresión ajena, notando que parecía un poco frustrado pero rápidamente volvió a bajar la mirada sin comprender del todo la razón. - Y... gracias por lo del libro... - Musitó, intentando sonreír para que se quedase tranquilo, aunque la mueca le salió tan forzada que terminó por rendirse, cruzando los brazos sobre la mesa y escondiendo en ellos el rostro, compungida. Era... - Soy una tonta... - Musitó de manera casi inaudible, pensando que hablaba consigo misma y no notaba que el otro la había escuchado. Sino le hubiera dicho nada a Evan nada de ello habría pasado, aunque seguiría engañada con la esperanza de que podrían tener algo... ¿Cuál de las cosas era peor?

Ese "ah, entiendo" junto con la nueva reacción de parte de la chica terminaron por confirmarle que mucha, si no es que toda, la causa que tenía a Raven en ese estado tenía que ver con Evan, deseaba poder hacer algo mas que solo verla así y apenas y respondió con un no hay de que" cuando le agradeció por lo del libro, estaba casi por rendirse cuando alcanzo a escuchar esa frase de parte de la pelinegra y fijando de nuevo su viste en ella estiro un poco su mano para rozar apenas una de las de la chica -oh vamos... no digas eso sí? tal vez puedas ser muchas cosas pero tonta no es una de ellas-

Sintió el roce de su mano contra la propia y se irguió súbitamente. ¿La había escuchado? Y eso que ella no quería andar dando lastima por todos lados, pero tal parecía que debía ser miserable un poco más. Sus ojos estaban húmedos, más no así sus mejillas que permanecían secas, como si quisiera llorar pero se resistiera. Sus palabras, en otras circunstancias le hubieran hecho soltar una de sus bromas sarcásticas del tipo: "Y que tantas cosas puedo ser, ah?" pero en ese escenario, ni siquiera le pasó por la mente bromear. Respiró profundo, desviando la mirada y apartando su mano de la ajena. - ¿No? Entonces dígame, ¿Qué clase de cuerdo se le declara a alguien que es más de 10 años mayor? - Inquirió, y casi podía palparse lo dolida que se encontraba tras esas palabras - Y si esa persona no le rechaza, bueno, supongo q tiene mucha suerte... - Agregó lo último con amargo sarcasmo sin imaginar siquiera que, por sus posturas anteriores Liang pudiera imaginar que de quien hablaba era de Evan. No quería que nadie lo supiera, nadie.



Suspiro al ver que seguía sin sostenerle la mirada y además alejaba su mano por lo que se enderezo en su lugar cruzándose de brazos, no esperaba que le respondiera después de todo, por lo que le miro con algo de sorpresa y ahora sí que ya lo había entendido todo, Raven se le había declarado a Evan y el la rechazo.. porque tenía novia... a eso venia la pregunta de hacia un rato entonces, la chica trataba de averiguar si no le había mentido, vaya lio... -es cierto que puede que no sea la persona más cuerda por hacer eso y peor cuando se recibe un no por respuesta pero... en medio de la tristeza y decepción debe tratar de encontrar la fuerza... para darse cuenta de que al haber hecho eso está demostrando que tiene el valor suficiente para buscar lo que quiere aun cuando no siempre se obtenga-

- ¿No es la más cuerda? ¡Es la menos cuerda! - Aseguró, alterándose un poco - Buscar lo que se quiere, si como no... - Murmuró por lo bajo - ¿Que valentía hay eso si luego te ocultas como una cobarde? - Murmuró. Obviamente hablaba de ella misma, y estaba siendo realmente dura porque aún no se lo perdonaba, el haber cometido aquella estupidez. - Pero espere, seguro se ha olvidado de añadir la parte de "esto te dará una enseñanza y experiencia que son necesarias en la vida"... - Musitó, repitiendo las palabras de Evan con un toque de amargura, ya que se le habían grabado a fuego en la memoria. - Claro, es la mejor manera de disimular la lastima en un no rotundo... - Señaló, frunciendo el ceño, jugueteando con el lápiz que tenía en la mano el cual, repentinamente, estalló en millones de pedacitos, sin poder controlarlo.

Al verla reaccionar de ese modo... bueno no supo si alegrarse o enfadarse, o sea, el buscaba que dejara su depresión de lado, pero no explotando molesta de ese modo contra él y peor tantico cuando vio el lápiz convertirse en astillitas, tuvo que cubrirse el rostro por seguridad y después al verla de nuevo, frunció el ceño y se levantó de su asiento goleando la mesa con las manos -Bájale dos rayitas a tu histeria quieres??! uno trata de portarse civilizadamente contigo y explotas cual granada!... ni yo ni nadie más tiene la culpa de que te hayan mandado a volar, ni siquiera tú, y si es horrible, es frustrante y te sientes la persona más infeliz pero adivina que? no es el fin del mundo, no será la primera ni la última vez que te salga el tiro por la culata así que lo mejor que puedes hacer es levantarte, sacudirte y seguir adelante y esperar la siguiente porque la vida sigue...-

Se sorprendió cuando de repente el mayor reaccionó de ese modo, golpeando la mesa, cosa que prácticamente la hizo brincar en su asiento antes de mirarlo con enojo por la manera en que le hablaba. Histérica, ella? Bien se veía que no podían tener ni una sola conversación civilizada sin que alguno de los dos estallara... Y esta vez le tocaba a ella. - La siguiente? Claaaaro, porque el sueño de toda la vida de cualquier chica debe ser que la manden a volar dos veces en una vida - Exclamó sarcásticamente y ya para ese punto se le habían vuelto a humedecer los ojos de la frustración que sentía ante las palabras ajenas que, desgraciadamente eran totalmente ciertas. - Pero claro, para eso hay que "levantarse y seguir", no? Pues le tengo noticias. Es más fácil decirlo que hacerlo! - Para ese momento se le habían escapado algunas lágrimas - Y para usted es mucho más fácil decirlo porque es el "señor perfecto"... Usted no sabe nada! - Exclamo la chica, dejándose caer en el suelo, llorando y abrazándose las rodillas para ocultar el rostro. ¿Que podía saber él sí solo vivía entre libros?

esas primeras palabras loe hicieron rodar los ojos con verdaderas ganas de estamparse contra la mesa al ver que no le había comprendido del todo y después se enojó cuando le dijo que le no sabía nada, si le decía las cosas era por algo -no me refería a la siguiente botada sino a la siguiente vez que te enamores tonta!- menos mal que esta vez no estaban en la biblioteca o ya estarían de nuevo de patitas fuera de ella aunque a ese paso no tardarían en llamar la atención de los demás, pero eso era lo de menos en ese momento. -Ya sé que es más fácil decirlo, pero si lo hago es porque ya pase por algo similar así que no me vengas con tu cantaleta de "usted no sabe nada"!... estas tan sumida en auto compadecerte que no te das cuenta que el mundo no gira en torno a ti!!- medio gritoneo aunque al verla ahí en el suelo abrazada a si misma llorando le entro algo de remordimiento y termino sentándose no muy cerca no fuera a terminar como el lápiz de hace rato

Raven continuó llorando un poco más a pesar de los gritos ajenos. Tal vez si se estaba "autocompadeciendo" pero... Que más podía hacer? El hecho de que constantemente le dijeran que lo superara, no valía de mucho sino podía hacerlo. Logró calmarse lo suficiente como para levantar la mirada y observo al profesor sentado a su lado, cuando bien podía haberse ido por la manera en que le hablo.



Ello le hizo abandonar un tanto aquella actitud e intentar calmarse. Se limpió los ojos con las mangas de la capa y apoyó la barbilla sobre sus rodillas que aún abrazaba. - L-lo lamento, yo... Tiene razón, no es su culpa... - Exclamo la pelinegra, entre hipidos, pero visiblemente más calmada que antes.

escucharla llorar no ayudaba en nada a lo mal que ya se sentía por haberle gritado de ese modo, el problema es que no estaba acostumbrado a pedir disculpas así que no sabía cómo empezar, aunque las palabras al final de la pelinegra le dieron pie a por fin poder hacerlo. Tras escucharla negó levemente con su cabeza y suspiro -no debí gritarte tampoco... creo que solo empeore las cosas, pero... es que me frustra verte así, estaba acostumbrado a la Raven que por todo me cuestionaba y buscaba desafiarme hasta en lo más mínimo... pero bueno... supongo que es comprensible el que te sientas mal por lo que paso, pero no te cierres a los demás... he visto a tu amiga, la chica de cabello azul y creo que se siente como yo...-

Le escucho mientras se limpiaba las mejillas de las lágrimas que aún le surcaban. Tenía razón, había cambiado de manera tal vez demasiado radical pero es que...- Tenía miedo... Aún lo tengo... - Musitó por lo bajo, sincerándose con el mayor y también consigo misma - No quiero que vuelva a pasar algo así... Por eso pensé que lo mejor era... esto... - Exclamó, jugando con un mechón de su cabello - Aunque, siendo sincera, la última persona que hubiera pensado que iba a confrontarme era usted... - Admitió y una pequeña sonrisa, casi imperceptible, se le dibujó en el rostro - Pensé que me detestaba por lo de la última vez y que disfrutaría que no interrumpiera sus clases... - Exclamo. Lo que ahora bajaban por su rostro eran casuales y silenciosas lágrimas.

La vio limpiarse de nuevo las lágrimas y en ese momento medio reacciono, buscando en el bolsillo de su pantalón y encontró un pañuelo de seda el cual le tendió sin dejar de prestar atención a lo que decía -miedo... es normal que lo sientas, pero no puedes dejar que el maneje tu vida, hay una frase que dice "si tener miedo al amor, es tener miedo a la vida... entonces no viviría"... es una frase un tanto triste no crees?, al menos yo creo... que por mucho que las cosas no salgan como lo planeamos y nos hagan caer... tenemos que encontrar la fuerza para levantarnos y seguir...- sonrió con un leve tinte de melancolía con su vista fija en algún punto más allá de donde se encontraban -y con respecto a lo otro, pues... la verdad es que las clases son un tanto aburridas sin ti fastidiando a cada rato...-

- Bueno, poniéndolo de ese modo... No suena tan incoherente - Admitió la pelinegra, tomando el pañuelo del mayor y enjugándose el rostro con él, escondiéndolo luego entre sus manos, desviando la mirada a un punto lejano del jardín - Aunque es difícil encontrar ese ánimo cuando de un día para otro desaparece aquella motivación que te impulsaba a ser mejor cada día...- Suspiro y no mentía. Su razón de ser, de que sacara tan buenas notas y muchas de las cosas que hacía eran para llamar la atención de Evan, pero ahora carecían de sentido. Arqueó una ceja, mirándolo. - Así que fastidiosa, no? - Inquirió - Entonces no tiene sentido que le pregunte como lo hizo usted si no va a decirme por fastidiosa...- Exclamo, fingiéndose indignada, obviamente refiriéndose al despecho del otro.

-Ya veo...- musito apenas realmente había hecho todo eso para que su ex cuñado la notara?... bueno mejor no pensar en las "locuras" que se hacen estando enamorado que las de él tampoco habían sido pocas. Cuando cambio su expresión sonrió de lado al ver un poco de aquella Raven que él conocía y sentándose derecho ladeo la cabeza en un gesto de falsa superioridad -por supuesto que lo eres... pero eso es lo divertido...- terminó murmurando aun con esa sonrisa para después abrir los ojos con sorpresa por la indirecta manera de preguntar cómo había sido su... experiencia -mmm... me temo que aunque te diga que no, aun así insistirás así que, te lo diré...- se cruzó de brazos y se mantuvo en silencio unos minutos antes de finalmente responder -en mi caso... la desilusión no fue por no ser correspondido, sino porque de un día para otro la relación tuvo que terminarse, ambos éramos alumnos en un internado extranjero, pero la repentina muerte de sus padres hizo que ella tuviera que volver a su lugar de origen así que... trate de convencerla de seguir la relación a distancia pero no tenía sentido, era todo un continente de separación, luego intente convencer a mis padres de que me dejaran ir a verla pero tampoco era posible, finalmente no me quedo más que aceptar que todo había terminado, dolía y mucho... cada cosa que hacía o veía me la recordaba, creí que iba a enloquecer... y como último recurso me sumergí por completo en lo que más me apasionaba después de ella, la literatura... me la pasaba leyendo a toda hora, incluso me saltaba las comidas para no dejar el libro de turno... para cuando pude percatarme, el tiempo había pasado y aun cuando me entristecía su ausencia, ya no me sentía hundido en la tristeza...-

Mantuvo a penas aquel gesto, parecido a una sonrisa mientras le escuchaba a hablar. Extrañamente, estar con el mayor parecía calmarla a pesar de que pelearan tanto... ¿O eran acaso aquellas peleas las que la mantenían tranquila al hacerla descargar emociones? Sea lo que fuere, había funcionado para que dejara de llorar, aunque aún su rostro mantuviera algunos atisbos sombríos. Suspiró, escuchándole con atención. Así que los libros... Si, esa también era una buena opción. - Entiendo... ¿Pero no fue acaso también esa una manera de escapar del mundo? ¿De inventar una realidad de fantasía para escapar de lo que de verdad estaba sucediendo? - Inquirió la joven, dejando caer la capucha para acomodarse el cabello. Se hacía de noche y ya comenzaba a refrescar, por lo que no la necesitaba. - Técnicamente vendría a ser lo mismo que hago ahora... Solo que sin verse tan patético... - Reconoció con un suspiro, apoyando su barbilla en las rodillas que abrazaba, balanceando su cuerpo muy suavemente de atrás a adelante.

-Touche...- murmuro con una sonrisa de lado por lo que le decía, y es que tenía bastante razón en su argumento también -es cierto que la lectura se convirtió en mi "escape", aunque claro a diferencia de ti, yo no tenía quien buscara levantarme el ánimo, el colegio era un internado, parecido a aquí, así que lejos de mis padres y sin nadie más... bueno, en realidad era un tanto más patético, lo tuyo más bien es... frustrante-

Sonrió de lado al escucharle rendirse. ¡Al fin tenía razón en algo! Ello le levantó un tanto el ánimo. Suspiró. - Pero de igual modo, usted pudo haber vuelto con sus padres de haberlo querido, seguían vivos y le querían aunque estuviera lejos, no como los míos... - Suspiró, negando con la cabeza, cerrando los ojos y apoyando la frente también en las rodillas un momento - Pero... supongo que es mejor así, a que sigan escondiendo a una hija que creen un monstruo... - Se encogió de hombros - A pesar de todo, lo de los libros suena bien... - Admitió - Creo que debería probarlo y, de paso, saquear su biblioteca... A lo mejor encontraría algo útil... - Comentó, solo para molestar. Poco a poco recuperaba su humor de antes, teniendo que superar a la fuerza el hecho de que no podía dejar que Evan fuera el resto de su vida, siendo que este no la correspondía.



Sin saber porque el escuchar lo que los padres de Raven pensaban de ella, su propia hija, le molesto bastante y por instantes su rostro lo reflejo, mas después tranquilizo y sonrió al ver que el ánimo de la chica poco a poco parcia mejorar, después de todo no se le daba tan mal eso de animarla -así que piensas asaltar mi biblioteca personal?... bueno tengo varias cosas interesantes ahí, o tal vez... podrías mejor acompañarme, mañana pensaba darme una vuelta por la ciudad y visitar algunas librerías, encargue algunos libros y espero que ya hayan llegado...-

No se dio cuenta de la expresión de Liang debido a que aún mantenía la cabeza apoyada sobre sus rodillas, sin embargo, al escuchar lo de las librerías, reaccionó y se volvió hacia el mayor. La verdad era que un paseo fuera del instituto no parecía mala idea, en especial cuando consideraba que podría buscar más libros para su biblioteca y tal vez molestar un poco más al mayor y descargar en eso su frustración interior. Sin embargo, no le diría que si tan rápidamente, eso podría parecer demasiado sospechoso. - No suena mal... - Admitió la joven - ¿Pero no le avergonzará andar por ahí con una "chiquilla fastidiosa"? - Murmuró, emulando lo que antes hubiera comentado el mayor, mientras le regalaba media sonrisa, cosa que animaba sus antes decaídas facciones.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Manzhanakaiyr
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 13/01/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: Abriendo los ojos   Jue Jun 23, 2011 2:47 pm

La expresión en su rostro cambio al oír las palabras de la pelinegra pues daban a entender que al menos estaba considerando la idea, claro que la manera en que decía las cosas hizo que terminara alzando una ceja cruzándose de brazos.

-Bueno... nadie mas tiene porque saber que eres una chiquilla fastidiosa o si?... tampoco es como si fuera a ponerte un letrero en la frente que diga "No Molestes o te Fastidio"...- comentó con una risa divertida pensando en como se vería con el mentado cartelito.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://xfactor.activoforo.com
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Abriendo los ojos   Jue Jun 23, 2011 5:53 pm

- Lo sabia! Tenia pensado hacerme pasar el ridiculo! - señaló con una ceja arqueada - Pero ya le arruine el plan asi que... supongo que puedo darme por satisfecha - sonrió leve - Entonces... A que hora decia mañana para las librerias? - Inquirió, realmente interesada en aquello. Una visita a las librerias no le vendría mal... tampoco alguien que la acompañara a pasear para olvidarse de Evan.- Mientras mas lejos de él, mejor..- Y claro que cuando decía "Él" se referia al profesor de arte.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Manzhanakaiyr
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 13/01/2011
Edad : 34

MensajeTema: Re: Abriendo los ojos   Jue Jun 23, 2011 7:23 pm

-Jajaja... no puedes culparme! después de todo yo pensaba portarme bien y tu comentario es el que me dio la idea, es usted una mala influencia señorita Raven...- al decir eso puso una expresion por demas seria aunque poco le duró antes de que volviera a sonreir, al menos habia conseguido que se le quitara esa aura depresiva a pesar de su comentario.

-Pues... pensaba ir temprano ya que mañana solo doy dos clases pero... supongo que puedo esperar a que las tuyas terminen, asi que... las 4 de la tarde esta bien?... y no olvides ponerte zapatos comodos- al decir eso sonrio de lado de manera traviesa porque, oh si... cuando de libros se trataba, podia se tan compulsivo y maniatico para las compras como una chica si se tratase de ropa.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://xfactor.activoforo.com
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: Abriendo los ojos   Jue Jun 23, 2011 8:05 pm

- Vale, a las cuatro esta bien - Le sonrió un poco y se puso en pie cuidadosamente, apoyandose de la mesa, ya que antes ambos habían estado sentados en el suelo. - Aunque la palabra "zapatos comodos" no existe en mi diccionario si eso quiere decir bajos - Comentó, señalandole las plataformas que traia. Además de complejo con sus ojos, también lo tenía con su altura. Se creía demasiado bajita, aunque exageraba un poco. - ¿Aca o en el Central Park? - Inquirió - si es que tenemos que pasar por alli, claro...- señaló, pensando desde ya que se podría poner.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Abriendo los ojos   

Volver arriba Ir abajo
 
Abriendo los ojos
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Lenyus (Ladrona ojos de sable)
» Ojos Del Demonio [Objeto de Ingeniero]
» Dante Deux Balthazar XI: Los Ojos del Diablo
» [Mejora] Ojos de la Parca-->Ojos del Shinigami [Objeto de Ingeniero]
» Ficha: Ojos sanguinarios, Kidah

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
X FACTOR: El Futuro es Ahora :: El Instituto :: .:~*Alrededores del Instituto*~:. :: .:~*Jardin Central*~:.-
Cambiar a: