Foro 100% Yaoi/Yuri/Hetero...el unico limite es la imaginacion
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ¡Emboscada!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: ¡Emboscada!   Sáb Mayo 19, 2012 11:39 am

En la ciudad, Claudia se encontraba sentada en el parque, en un banco, viendo pasar a la gente. Utilizaba su infantil apariencia para no ser molestada, aparentando una inocencia que no poseía mientras su mente saltaba de una a otra persona con bastante facilidad. No necesitó mirar hacia atrás para saber que alguien la espiaba, por lo que solo exclamó en voz alta. - Se que estás ahí...- Le advirtió - ¿Acaso el Lord también te encargó buscar a alguno de los inútiles del instituto? - Inquirió, perso sin voltear a verle - Por el parque casi siempre ronda un idiota de cabello azul, creo que esta con un Howlett... Los otros casi no salen - Comentó, encogiendose de hombros como si tal cosa fuera, esperando la respuesta de su "invisible" interlocutor.

Así es...desgraciadamente me enviaron contigo, Red Queen-Contestó Watari molesto, saliendo de su escondite de entre los arbustos, sacudiéndose un poco las hojas pequeñas que se le habían pegado a la ropa-Por alguna razón pensaron que requerirías de mi protección...-Agregó suspicaz, sonriendo malévolo, como insinuando que la otra era débil. Se sentó a su lado en la banca, apoyando los codos sobre el respaldo para ponerse cómodo-Tiene poco que regresé a Nueva York...así que desconozco lo que se ponen a hacer estos imbéciles, pero son taan predecibles...Lionel me dijo que el que debemos encontrar es uno que usa el cabello muy largo y "parece mariquita" así me dijo, la verdad esa descripción le queda a más de uno, así que no sé a quien se refiera...-Le comentó encogiéndose de hombros, mientras él también observaba a la gente que pasaba, era muy fácil para él adivinar quien era mutante y quien no.

- No necesito tu protección ni la de nadie, soy perfectamente capaz de cuidarme sola - Aseguró, mirandole de mala manera cuando se sentó a su lado, pero sin hacer algun otro gesto de rechazo. Escuchó atentamente sus palabras, tratando de rememorar de los que había escuchado, alguien que encajara en aquella descripción.- Hasta donde sé, en el instituto no hay muchos que encajen con esa descripción, solo un par; de cabello plata y verde respectivamente, si mal no recuerdó... No se como mantienen a mutantes tan patéticos y débiles - Espetó, con sorna y cierta superioridad, orgullosa de que su Lord no aceptara en sus filas a mutantes tan patéticos y débiles. - No estes estorban Evil Doll y has algo útil para buscarlo...-

-¿Estorbando yo? ¡Ja! Tú eres la que lleva horas ahí sentada, mirando a tu al rededor solamente, balanceando tus zapatitos de nena...-Le alegó, haciendo una voz divertida cuando dijo eso último. Se levantó de un salto de la banca-¿Quieres que lo busque? De acuerdo, eso haré...y ya verás como lo encuentro más rápido que tú, niñita-Empezó a caminar por el parque, mezlándose con los civiles a pesar de su exótica apariencia, porque cada vez que alguno intentaba acercársele o hacer algún comentario meloso acerca de él; les dirigía una mirada mortífera que a cualquiera atemorizaría, o simplemente les ordenaba perderse, bastataba con mirarles a los ojos para que obedecieran. Ninguno encajaba con la descripción que le habían dado, por lo que seguía mirando.

- Podran ser de nena, pero al menos no me cambian el sexo como a tí - Se burló Claudia del otro, hasta que se le perdió de vista. Entonces se concentró ella en buscar al sujeto, recorriendo con su mirada a todas las personas que le parecían sospechosas hasta que su vista periférica captó algo, y enseguida se volteó a ver.

- No se si a los gatos les gustan los mantecados, pero sino te convidaría un helado, Tigre - Le bromeó Ikuto al felino, que había dejado libre de su bolso una vez llegaron al parque - Ah! Es un clima tan agradable...- Comentó, dejando que el viento le desordenara las ropas y el cabello.- Provoca solo... tirarse sobre el pasto, disfrutar del viento... Y tal vez leer un libro o comer un helado, ¿No crees? - Bromeó con el animalito, como si este pudiera entenderle. Ya se le hacía hasta común.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Dom Mayo 20, 2012 2:00 pm

El gato se salió de la bolsa felizmente en cuanto lo dejó salir, pero se sentó en su regazo, para lamer las gotitas que escurrían del cono del helado, maullando y frotando su cabecita contra sus manos, para ver si lograba que le diera un poco y para contestar a su pregunta de que sí le gustaban los mantecados, a decir verdad, todo lo que se comiera le gustaba, más si eran dulces. Estaba entretenido con eso, cuando sintió una mirada y se quedó alerta, con las orejitas rectas. Empezó a mirar a su al rededor, no encontraba nada pero seguía sintiendo la sensación de peligro, ya estaba costumbrado a la presencia de otros mutantes, pero si eran enemigos las percibía más intensamente. Sigilosamente regresó a la bolsa, todavía buscando la mirada.

Llamó la atención de Watari un tipo peculiar, de cabello plateado, que estaba sentado en el pasto hablando con su gato. Lo espió por un rato, luego regresó donde Claudia-Creo que ya vi algo...se parece, a decir verdad no sé si sea él...-Le comentó disimuladamente, hablando a su lado pero sin mirarla, para que no se notara tanto que venían juntos-¿Vamos o qué?-Ahora sí la miró con una ceja arqueada, desesperándose de que siguiera ahí sentada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Lun Mayo 21, 2012 1:09 pm

Cuando vio que Watari se acercaba a ella, diciendole aquello, supo que no se había equivocado respecto a aquel sujeto.- Espera. Hay que arrinconarlo primero - Le dijo al otro chico - Hay un estudiante que se fue... Y convertida en ese chico puedo quitarle sus poderes - Le explicó al otro - Si es quien creemos, una vez que me siga al callejón, será presa facil para llevarlo con el Lord - Sentenció. Se bajó del banco con un saltito, sacudiendo su vestido. - Yo me encargo...- Le dio la vuelta al banco y una vez del otro lado, se hzo presencia con la apariencia de un chico albino de cabellos largos de un tono de azul casi platinado, que tomó rumbo por todo el parque, esperando que el otro le viera y le siguiera.

Ikuto terminó por dejar que el minino probara del helado, encantado por su aparenca adorable. Continuó haciendole cariños tras las orejas hasta que le notó ponerse tenso. Levantó la mirada entonces y sus ojos se cruzaron con los de un chico de cabellos azulinos, casi platinados, que conocía muy bien. - ¿Lyosha?- Inquirió, sorprendido, poniendose de pie entonces para seguirlo, tomando su bolso, sin notar que su "Tigre" estaba dentro. ¿Que hacía allíel chico? ¿No debería estar en Rusia? - ¡Lyosha, espera! - Intentó llamarle, pero el chico parecía dispuesto a perderle de vista al salir de parque, mientras Ikuto intentaba seguirlo, bastante extrañado. Era Lyosha. Estaba seguro.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Miér Mayo 23, 2012 10:00 pm

Rylei procuró quedarse bien oculto en la bolsa, pues alcanzó a ver al chico a través de la abertura del sierre y algo en su apariencia no le gustó, estaba como ido, para nada había reaccionado normalmente...era mutante, de eso no había duda, sus intenciones era lo que averiguarían, ahora que había visto que Ikuto corría tras él llamándole por un nombre, ¿Lo conocía? Por alguna razón se puso muy nervioso cuando notó que entraban en el callejón.

Watari se sentó en la banca para disimular, cuando Claudia se levantó para ir a por el sujeto. Se dio cuenta de su treta en seguida, lo cual hizo que sonriera con malicia. Pprocurando no ser sorprendido por el ingenuo albino, lentamente siguió a ambos al callejón. Una vez que estuvieron adentro, se ocultó detrás de unas cajas apiladas en la pared, esperando primero a ver qué hacía Red Queen, para hacer su entrada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Jue Mayo 24, 2012 11:07 am

Notó que le seguía al callejón y sonrió internamente por ello. Una vez dentro, lo suficientemente oculto como para que no pudiera huir, se volteó a verle al sentir que le llamaba y le tomaba el hombro. Con expresión compugnida en el rostro y se tomó de él como si fuera a desmayarse. Claro, todo era parte de una treta y con aquel simple tacto, logró quitarle sus poderes. Ello logró deformarle el rostro con una sonrisa maliciosa, había logrado su cometido.

Extrañamente Lyosha parecía no escucharle. De nuevo volvió a llamarle.- ¡Lyosha! - Y apoyó su mano en el hombro del otro para hacerle que se volteara. Su rostro compugnido y sus ojos humedos le impidieron rechazar su abrazo, pero casi tan pronto sus brazos le tocaron, fue presa una debilidad repentina y violenta. Terminó cayendo al suelo, de rodillas, mientras la expresión del otro chico se deformaba a una sonrisa macabra, haciendole caer en cuenta que aquel no era Lyosha. - ¿Quien diablos eres? - Le preguntó, con enojo y furstración evidente.

Claudia cambió de forma, volviendo con su misma sonrisa irónica. - Mutante idiota y credulo. Que faciles caen en sentimentalismos - Se burló. El peliplata intentó atacarla pero no surtió efecto, haciendole a ella reírse aún más.- Patético...- Le insultó, y valiendose de sus poderes y sus habilidades marciales, le empujó aún más al fondo del callejón. Sería una presa definitivamente muy facil.- Si como tú son todos los mutantes del instituto, seran presa facil - Aseguró, caminando hacia él con seguridad. Sin sus poderes era inútil.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Vie Mayo 25, 2012 2:59 pm

La bolsa se le cayó de la mano a Ikuto, mientras el otro tipo succionaba sus poderes, el gato estaba vigilando toda la escena a través de la abertura del sierre, sintiéndose más y más presionado a cada instante que pasaba. Cuando la niña maligna que resultó ser una enemiga, acorraló al peliplata dentro del callejón, y este parecía totalmente indefenso, lo supo, no tenía opción...

Watari salió de atrás de las cajas en cuanto vio que Claudia inmovilizaba al mutante de la academia. Estaba sonriendo como un muñeco demoníaco, aplaudía con sus manitas infantiles-¡Así se hace escoria!-Escupió en el piso-Nunca vi nada más patético...cuanta debilidad, mutantes como tú deberían morirse así que te haremos el favor...-Juntó sus manitas y salió un resplandor blanco de ellas, las apuntó al piso y comenzó a brotar de él una pantera negra, pero tenía colmillos gigantescos, así que bien podía pasar por un dientes de sable color negro. El animal se acercó con pasos felinos hacia Ikuto, asechándolo de forma amenazante. Con un gruñido, se le lanzó encima.

Justo en aquel momento, de la bolsa brotó un pequeño gato, saltando con un chillido hacia el dientes de sable, como si pudiera hacer algo para defender a su amo. Pero en medio del salto, se transformó en un imponente tigre. Rugiendo, empujó con sus pesadas patas a la invocación de Watari, se le fue encima después, mordiéndole el cuello ferozmente mientras la pantera se quejaba con un chillido. Las bestias empezaron a debatirse, pero la pantera no le duró mucho a Rylei, una vez que la atrapó del cuello no la soltó hasta que se lo partió. La invocación se quedó ahí tendida entonces como un guiñapo inútil.

-¿Qué demonios?-Exclamó Watari indignado al ver a su pantera muerta. Retrocedió ante el tigre que se volvió hacia él, caminando felinamente mientras le gruñía. Mientras lo acorralaba contra el muro, comenzó a transformarse en un dragón color oliva gigantesco, ante los ojos horrorizados del mutante diabólico, que dando un jadeo, se quedó mudo de la impresión, cayéndose de sentón sobre el piso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Vie Mayo 25, 2012 9:13 pm

No pudo más que quedar recluido al fondo de aquel callejón. Para su desgracia era inutil sin poderes. ¿Cómo pudo ser tan ciego? Debió darse cuenta que era una trampa, Lyosha nunca se comportaria de ese modo. Empero se puso en pie, intentando defenderse o, al menos, no ser presa facil, mientras aparecia otros chiquillo diabólico que pronto estaba amenazandole con una pantera enorme. Ello le llenó de terror. ¡Ahora si estaba frito!

Claudia sonrió a la aparición de su "compañero". Pese a que odiaba la palabra, le era util. Ella pronto tomó la forma del bibliotecario, sonriendo de manera sardónica.- ¿Y ahora que harás sin poderes? Mutante inútil...- exclamó sardonica, deseando ver como la pantera del otro acababa con ese patético despojo humano. ¡El Lord estaría complacido! Sin embargo, lo que definitivamente no se esperó fue ver aquel enorme animal surgir de la nada. ¿Pero que...? ¿Acaso era una especie de poder? De inmediato se hizo hacia atrás, dispuesta a atacar a aquella bestia enorme.

Ikuto vió a su pequeño minino salir de la bolsa dispuesto a defenderlo, peroo quería que le pasara. - ¡Tigre, no! ¡Vete! - Le ordenó al minino, pero se sorprendió muchisimo al ver lo que sucedia. ¿¡Pero que...!? Observó con los ojos como platos como el enorme tigre se deshacía facilmente de la pantera de gigantescos colmillos, y cuando le escuchó rugir entonces lo entendió. ¡Ya le había visto antes! Por eso se le hacía tan familiar...- ¡Rylei, cuidado! - Le advirtió al ver que "su otro yo" buscaba atacarle mientras este se convertía en el enorme dragón.

Al ver derrotada a la pantera ajena, enseguida se le fue encima al otro mutante, porque era obvio que eso era, atrapandolo con los poderes recien adquiridos en una capsula de agua. No le habia costado nada entender lo que pasaba al escuchar aquel nombre que no se le hacía tan desconocido. - ¿Creias que ibas a salir tan facil librado de esta? No cuentes con ello - Exclamó, sarcástica, ahogandolo en medio de aquella enorme burbuja de agua.- ¿Vale la pena arriesgar la vida por este desvalido inutil? Ah, tu vida pudo haber sido más útil... - Exclamó Claudia, como si lo lamentara, mientras intentaba ahogarlo.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Dom Mayo 27, 2012 2:15 pm

El dragón se debatió en la cápsula de agua unos segundos hasta que comenzó a desfallecer... ¡Pero esperen!, estaba empequeñeciendo, adelgazando, convirtiéndose lentamente en una gruesa tira que comenzó a serpentear al rededor de la cápsula, ¡Era una anguila eléctrica gigantesca! El animal electrocutó el agua, haciendo que la electricidad fluyera a través de ella hasta buscar a su creador, el doble de Ikuto, al cual electrocutó súbitamente, haciendo que perdiera el control dela cápsula y liberara a la anguila de su prisión de agua. La anguila comenzó a mutar de nuevo hasta convertirse en un guepardo feroz, también en color olivo, que se abalanzó contra el doble de Ikuto, haciéndolo caer al piso-¡Te voy a sacar los ojos si no te largas, niña!-La amenazó con una ronca voz bestial.

Fue cuando Watari entró en escena, había hecho una invocación gigantesca de un monstruo negro que era una especie de bicho gigante, con muchas patas delgadas y picudas a su al rededor, como una araña. Tenía también unos feroes colmillos y su cabeza redondeada tenía múltipes ojos color verde y rojo (como los de Watari), en los que se reflejó el guepardo momentos antes de que lo atacara con un zarpazo.

El guepardo rodó por el piso quejándose como un felino herido, pero no tardó en comenzar a convertirse en un tiranosaurio rex genuino, pero no tan enorme, puesto que toda la ciudad lo habría visto surgir de entre los escombros del pequeño callejón, como la misma reencarnación de godzilla, era grande pero aun cabía en el callejón. Los monstruos como salidos de un cuento de terror o de una película de ficción, se enfrascaron en una batalla salvaje, la cual no duró ni 15 segundos completos, pues otra vez, el tiranosaurio no tardó en derrotar al bicho, que cayó inerte en el suelo. Entonces, Rylei regresó a su forma humana y apuntó con su mano a Watari, en un movimiento rápido. Un estallido blanco, como un rayo de energía salió disparado de ella, haciendo al chico retroceder, al pequeño "muñeco", que se estrelló contra el muro y se cayó inconsciente en el piso. Uno menos.

-¡Tú sigues!-Le anunció a Claudia apuntándole con la mano.


Watari, al ver que su invocación estaba a punto de ser derrotada, trató de hacer una nueva pero no le dio tiempo puesto que vio de repente al tiranosaurio transformarse en un salvaje rubio que le apuntó y no pudo reaccionar a tiempo, para evadir el ataque, pues de repente todo se puso negro y no supo más.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Dom Jun 03, 2012 11:47 am

Inesperadamente se vió sorprendida cuando el otro le electrocutó al convertirse en anguila eléctrica. Débil, cayó al suelo y fue encasillada por, ahora, un guepardo que amenazó con sacarle los ojos pero, para su suerte, pronto Watari desvió su atención con un nuevo animal. Ello le dio tiempo de pensar con la cabeza fría. La debilidad de aquel mutante era ese asqueroso debilucho y bien podía usar eso a su favor. Se le fue encima al otro y ambos se enfrascaron en un forcejeo inutil que les hizo rodar por el suelo varias veces y, para cuando el felino le estaba apuntando, habían rodado tantas veces que ya no se podía saber quien era quien.

Ikuto, quien había estado observando todo con bastante asombro, pronto se vio sorprendido por aquella chiquilla diabólica que tenía su misma apariencia y con quien pronto comenzó a forcejear sin sentido alguno. ¿Por que recurrir a ataques físicos si ella tenia sus poderes? A menos que... Entendió bastante tarde lo que intentaba, cuando Rylei le apuntó a él, creyendo que se trataba de Claudia. ¡Intentaba confundir al felino! Se hizo para atras un tanto, procurando no demostrar miedo.- Rylei... No soy esa chica, lo sabes...- Le increpó, procurando que dejara de apuntarle.

Sin embargo, Claudia utilizó la misma expresión sufrida ajena para intentar confundirle. Ambos lucían exactamente iguales, habrían pasado por gemelos.- No es cierto Rylei... Ella trata de engañarte, esta jugando con tu mente, no le creas...- Le insistió, tratando de sacarle de balance para poder aprovecharse de ello, sin embargo, en ningun momento dejó que ese pensamiento se reflejara en sus facciones. Ambos, ella y el bibliotecario, veían al otro mutante del mismo modo sufrido y afligido.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Dom Jun 03, 2012 4:46 pm

Rylei detuvo su ataque al presenciar aquello, de verdad se confundió cuando los dos empezaron a hablarle, ¡diablos! tampoco podía valerse de su aroma, porque estaban tan juntos que se confundían, no podía disparar tampoco, pues no quería lastimar a Ikuto
-Ikuto...¿Dónde nos besamos cuando te conocí?-Se le ocurrió preguntar eso al azar, fue lo primero que le vino a la mente, ya sabía que tenía que causar algún tipo de pánico en el doble de Ikuto, o hasta incluso una risa burlona, entonces trataría de reaccionar rápido y de atacarle sin lastimar al peliplata sólo tenía un tiro, sólo tenía una oportunidad, sentía los nervios de punta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Lun Jun 04, 2012 12:52 pm

Ikuto se encontraba tenso, pues sabia que el otro tambien lo estaba. No se le ocurría que decirle para que pudiera creerle, pues suponía que la chica lo imitaría a la par y le dejaría aún más confundido. Empero, cuando hizo aquella pregunta, no pudo evitar que el rostro se le pusiera rojo. ¿Que clase de momento era ese para preguntarle sobre su primer beso? Pero pronto entendió porque se lo había preguntado. Era algo que solo sabría él, ¿No? - ¡E-el jardín! - Exclamó con un tartamudeo y sonrojo masivo debido a su verguenza ante semejante pregunta.

Claudia fue igual de rapida y al captar el sonrojo del otro, supo que no podría ocultarse más tiempo. Se convirtió en agua antes de que el felino le disparara y se disipó en el resto de los charcos que había por el callejón. - De no haber sido por tu amiguito, ya estarías muerto, escoria...- Le dijo a Ikuto. Y su voz resonaba por todo el callejón. - Pero ya habrá una próxima vez... Y en esa no vas a tener quien te defienda - Le amenazó. Pudo haberse convertido en James o Neuro, pero ello habría traido suficientes problema. Se suponía que el secuestro debía ser "silencioso" y con ese felino todo se había vuelto demasiado escandaloso. Alcanzando a Watari le rodeó hasta convertirle también en agua y simplemente se desvanecieron.

La retirada de aquellos mutantes solo dejó a su paso un silencio que, le pareció, cada vez se hacía más pesado. Procuró controlar aquella expresión avergonzada, sintiendo como sus poderes le iban volviendo de forma paulatina. No era la primera vez que se los quitaban pero, la vez anterior, habia tenido la precaución de no salir de la escuela. Con cierta tensión se volvió a mirar al otro, sin saber que decir. ¿Todo ese tiempo había ido Tigre? ¿El minino nunca había existido? ¿Pero...? Eran demasiadas las preguntas que rondaban su cabeza, no sabía por donde empezar. Por ende, procuró guardar silencio y simplemente intentó, por sus propios medios, levantarse apoyado de la pared de concreto del callejón.

Rylei escuchó como acertaba a su respuesta, solamente eso le bastó, pero sus reflejos atinaron a traspasar un montón de agua, que les habló amenazantemente, haciendo gruñir al felino agresivamente hacia la nada, mirando a su alrededor tenso, con sigilo. Luego se desaparecieron y Rylei se destensó, resintiendo un leve agotamiento por la batalla, pero se aseguró de ignorarlo cuando vio a Ikuto tratando de levantarse por si solo, sabía que era lo siguiente, sabía que ahora tenía qwue enfrentarse a él y no estaba muy seguro de qué diría o de qué excusas le daría, es que no había una excusa lo suficientemente coherente que pudiera usar, sospechaba, que tendría que confesarle toda la verdad y esperar a que pudiera perdonarle -Oh...no te esfuerces...déjame ayudarte...-Le pidió, acudiendo a rodearlo de la cintura con un brazo, mientras que con el otro se rodeaba su propio cuello con el brazo del peliplata para que se sostuviera de él.

- No soy una damisela, Rylei... - Le aseguró - Solo me tomaron desprevenido, no volverá a pasar, así que no te preocupes tanto - Le dijo. Pero pese a que sus palabras sonaban algo duras, no se soltó de la manera como el otro lo sostenía. Solo necesitaba un poco de estabilidad y en cuanto sus poderes volvieran, se encontraría bien. Caminaron afuera del callejon, y aunque aún le parecía que se veía un poco torpe, a la vez se sentía poco a poco un tanto mejor.- Volvamos a la academia...- Le dijo, sin aún pensar en increparle nada, tratando de safarse de su agarre para tomar su bolso y que pudieran pagar un taxi. Sino, ¿Como rayos iban a volver? Estaba seguro que el otro, pese a sus instintos, no tenía tan buena orientación.

Rylei dejó que se zafara de su agarre sin querer obligarlo a nada, pues comenzaba a notar que estaba receloso con él, era obvio, tampoco esperaba que se lanzara a sus brazos y lo besara romanticamente diciendo "mi héroe" o algo parecido. Suspiró escuchándolo, aún así se quedó cerca, pues aunque le dijera que no él sabía que todavía debería estar mareado. Escuchó lo del taxi, le bastó olfatear un poco para adivinar hacia qué ruta tenían que ir, era bueno en eso de rastrear-Yo podría...llevarte más fácilmente pero, creo que llamaríamos mucho la atención...-Descartó la idea como pensando en voz alta, creo que a nadie le parecería normal que un águila gigante color olivo, sobrevolara la ciudad llevando en sus garras a un chico de cabellos plateados.

- Procuremos no llamar más la atención de lo que seguramente la habrán llamado los ruidos en el callejón - Comentó, mientras miraba fuera de ahi, asegurandose que no pasara nada raro antes de dar un par de pasos fuera y apoyarse en la pared del edificio, atacado aún por el vertigo de tales sensaciones, respirando de manera jadeante, como si acabara de correr una maratón. - Pero... gracias igual... por no dejar que me llevaran esos sujetos - Hubo de admitir. Pese a que no estaba del todo de acuerdo, podia hacerlo a un lado de momento mientras se recuperaba.

Rylei no pudo evitar seguirlo con esa carita arrepentida y afligida deformando sus facciones atractivas-Ikuto...¿Te sientes bien? por favor, déjame llevarte...-Le pidió, agachando la mirada por momentos para luego posarla en la suya de forma vacilante, tratando de guardar la seriedad aún así-Lo lamento...sé que no quisieras ahora...que te lleve pero...déjame hacerlo, por favor...-Repitió, rogándole prácticamente, pues en verdad comenzaba a arrepentirse de haberle mentido todo ese tiempo, además no quería que lo odiara tanto como para que no dejara que lo cuidara ahora que se sentía mal, él mismo lo había hecho antes cuando se lastimó entrenando, ahora sentía que era su turno, sin olvidar lo mucho que le gustaba y lo quería.

Escuchó sus ruegos. No tenía corazon tratarle mal, y a la par tampoco demasiada serenidad como para discutir con él, por lo que terminó rindiendose, asintiendo suave con la cabeza.- Vale Rylei... has lo que quieras, hagamoslo a tu manera - Murmuró. Presentía que Kandra se iba a enojar, y no necesitaba sus poderes para deducirlo. Además, al vertigo le había sobrevenido un dolor de cabeza mucho más intenso que la primera vez y por ello se quedó apoyado a la pared, negando a su pregunta cuando le preguntó si se sentía bien. No, para nada bien.

Asintió también cuando él lo hizo, escuchándolo, debían llegar rápido ahí, lo llevaría a la enfermeria, vería que el amable angel que los había atendido cuando él estaba mal, cuidara de Ikuto, seguramente él sabría qué hacer, pero tenían que marcharse cuanto antes. Lo tomó entre sus brazos repentinamente y pegó un gran salto hasta el cielo, a medida que se iba elevando acabó trasnformándose en un águila de monumentales dimensiones, sus brazos se convirtieron en un par de alas, por lo que momentáneamente soltó a Ikuto y este pareció caerse, pero lo capturó con sus garras sosteniendo sus brazos, pero asegurándose no lastimarlo, claro. Emprendieron el vuelo hacia allá, al paso que iban estarían ahí antes de que el peliplata tuviera tiempo para reflexionar cuanto debía odiarlo.

kuto no tuvo más opción que dejarse llevar por el otro que, habiendose convertido en águila gigante, ahora le hacía surcar el cielo a una velocidad tan vertiginosa que, de haber estado enfermo, probablemente le habría dado fiebre o algo parecido. Cuando estuvieron cerca de los terrenos de la escuela le dijo.- ¡Baja! - Sabía que podía escucharlo. Si podía convertirse en animal, debía tener sentidos aumentados.- Si intentas bajar por el jardín, vas a activar las alarmas - Le advirtió. Y ya iba a ser suficientemente malo sin que Kandra se enterara de eso.- Entraremos por la puerta, Rylei, bajame...- Le pidió, procurando no sonar demasiado compugnido. Solo... necesitaba un descanso, era todo.

Sí, pudo escucharlo con facilidad, también pudo sentir el peligro, en la entrada la sensación casi desaparecía, por lo que eso hizo, se destransformó lentamente a medida que llegaban a la entrada, hasta que los dos aterrizaron sobre la acera justo frente al portón del instituto, Rylei se aseguró de aterrizar primero para luego cachar en sus brazos a Ikuto-Listo...como digas...no pretendía colarme así...en serio-Le aseguró, mirando su rostro todavía molesto con él, pero aún así se resistió a bajarlo al piso, primero tendría que golpearlo u obligarlo, seguía empeñado en su idea de que cuidaría de él le gustara la idea o no. Se acercó a la cámara de seguridad, apretando el botonsito para que escucharan lo que decía-Soy Rylei Bennet...amigo de Andrew y Jeremy...mi compañero, el bibliotecario Ikuto, se encuentra mal...¿Nos dejan pasar? es urgente...-Habló contra la bosina sin dejar que el peliplata interviniera en su explicación.

Procuró no tensarse o ponerse nervioso cuando finalmente comenzó a descender, quedando inevitablemente en sus brazos. Pese a que le dijera que no era una damisela herida, lo estaba tratando como a una. Bufó con cierta indignación ante su explicación y enseguida le abrieron las puertas. Una vez adentro le dijo.- Deberías dejar de preocuparte, no estoy mal... solo necesito un descanso, es todo...- Aseguró, sobandose las sienes con las manos, dado que el dolor de cabeza todavía no amainaba. - ¿Podrías llevarme a mi habitación? - le pidió - Bueno, aunque por lo visto debería decir "nuestra" habitación, ¿no? - Inquirió, con un tanto de ironía al recordarle, sutilmente, el hecho de que le había mentido. Tal vez en cuanto se le pasara el dolor de cabeza, le pasaría también el mal humor y podrían hablar en calma. No quería descontrolarse y terminar intentando ahogarlo. Para desgracia de Rylei, la piscina no estaba lejos.

Entró con él llevándolo en brazos como si fueran recién casados, con esa expresión de seriedad apacible en su cara que podía llegar a desesperar. Asintió cuando le pidió que le llevara a su habitación, sin querer decir nada acerca de su especificación, pues le parecía más importante ver por su salud ahora, que ponerse a discutir con él por haberle ocultado bueno...lo de "Tigre". -¿No prefieres que te lleve a la enfermería...? no sabemos si...te hizo algo o...debería revisarte Will...-Sugirió, ateniéndose a que podría mandarlo a freír espárragos.

- No me hizo nada - Dijo el bibliotecario, de manera algo dura a causa de su malestar - Pero si a tu conciencia le hace sentir mejor llevarme a la enfermería, solo haslo antes de que la cabeza me estalle...- Protestó, malhumorado. - Pero ha de ser rápido, no quiero molestar a Will. La última vez dijo que tenía un paciente grave - Le recordó. Generalmente el peliplata no era así, pero si le hacían enojar (cosa realmente dificil) podía llegar a ser bastante duro. Y ahora el insesante dolor de cabeza que le estaba taladrando las sienes, estaba sacando lo peor de su persona. Se notaba por el ceño fruncido y su rostro palido, más de lo usual, que la estaba pasando bastante mal.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Lun Jun 04, 2012 10:29 pm

Rylei escuchó como le contestaba bruscamente Ikuto e incluso comenzaba a desconocerlo un poco, estaba acostumbrado a sus mimos y a sus tratos dulces, y ahora estaba conociendo el otro lado de su personalidad. Respondió con un suspiro-Sí...será rápido-Contestó seriamente, pues no era que le gustara que lo tratara así pero tampoco le quedaba cara para protestar o para quejarse. Subió al elevador y llegaron hasta el piso superior que era donde se encontraba la enfermería del "Arcángel". Cruzó el pasillo buscándole
-¿Will?-

"Arcángel" se encontraba atendiendo a dos chicos que se habían lastimado uno al otro gravemente con sus superpoderes, sin medir las consecuencias, luego de un partido de futbol; empezaron discutiendo y terminaron gravísimos, uno tenía quemaduras de tercer grado en el pecho y en los brazos, el otro tenía muchos huesos rotos, contusión cerebral, le hubiera dado un coma de no ser porque lo llevaron a tiempo con él. Estaba ocupado cuidándolos cuando escuchó una voz en medio del pasillo
-Ahora voy...-Respondió en voz alta mientras le cambiaba los vendajes al chico quemado, que llevaba dos horas inconsciente-estoy un poco ocupado...¿Serían tan amables de esperarme en la sala de espera? Tomará unos minutos...-Los previno.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Vie Jun 08, 2012 10:22 pm

- No importa...- Respondió prontamente Ikuto al escuchar la voz del enfermero. Se notaba que estaba ocupado y él no quería molestar, pero Rylei le había insistido. Suspiró, resignado, mirando a Rylei. - ¿Podemos solo... sentarnos y ya? - Preguntó. Dado que el otro le tenía en brazos, no podia hacer mucho. Terminó por apoyar la cabeza en su pecho, con los ojos cerrados pero la expresión facial tensa puesto que sentía que las sienes le iban a explotar.- No debimos haber venido...- Murmuró por lo bajo, aún apoyado en el otro - Estamos molestando a Will y se nota que esta ocupado...- Murmuró, sintiendo que estorbaba. Era algo común en él, aquel pensamiento de ser "el que sobraba", ello motivaba su encierro en la biblioteca. Al menos era "suya".

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Miér Jun 13, 2012 5:44 pm

-descuida...normalmente está ocupado...aquí pasan cosas graves muy seguido-Le respondió a Ikuto, sentándose cuando les indicó Will que se sentaran, apoyó en su regazo al peliplata pero no lo soltó, más bien lo pegó un poco más a él al sentir que se recargaba en su pecho, le gustaba mucho esa sensación, tenerlo abrazado así aunque fuera por pretexto de que se sintiera mal, pues no sabía si eso volvería a ocurrir cuando dejara de sentirse mal y pudiera mandarlo muy lejos como se merecía por haber hecho lo que hizo, o al menos eso suponía él que iba a pasar pronto.-Pero ya vendrá...-Le hablaba bajito, en tono ciudadoso, pues sabía que le dolía la cabeza, hubiera querido acariciarle un poco la nuca para que se calmara, pero prefirió no importunarlo más.

"Arcángel" salió del cuarto de reposo en ese momento, limpiándose las manos con un trapito, traía puesta su bata blanca pero aún así, sus enormes alas blancas estaban flexionadas sobre su espalda. Les sonrió a los recién llegados
-Bienvenidos, disculpen la tardanza...tengo un par de chicos un poco graves aquí, pero ya están estables...¿En qué puedo ayudarlos?-Se acercó un poco más con el rostro preocupado al ver que Rylei sostenía entre sus brazos a Ikuto-¿Qué le pasó? Ven, sígueme...-Se metió de regreso al cuarto de reposo, en una camilla libre se ocuparía de revisarlo.-Colócalo aquí...-Descorrió las cortinas de una camilla para que Rylei pusiera ahí a Ikuto.


El rubio siguió al ángel y luego colocó a Ikuto donde se lo pidió-Pues...es difícil de explicar...verás...un mutante lo atacó hace un rato...absorbió su poder al tocarlo pero también adquirió su apariencia...-Le explicó Rylei a Ikuto, quedándose se pie firme junto a la cama, hasta con los brazos detrás de la espalda en pose militar mientras hablaba, a veces se le olvidaba que ya no tenía porque guardar esas formalidades, lo hacía inconscientemente-Me atacó usando los poderes de Ikuto...después el comenzó a sentirse mal...-

Entiendo...-Murmuró "Arcángel" mientras escuchaba lo que le decía Rylei-¿Qué sientes exactamente, Ikuto?-Le preguntó Will mientras revisaba sus signos vitales, miró con su linterna pequeña la dilatación de sus pupilas, puso sus dedos en su cuello para sentir su pulso, después en su muñeca para hacer lo mismo, mientras cuidaba su reloj para llevar la cuenta de sus latidos por minuto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Jue Jun 14, 2012 2:03 pm

- Siento que la cabeza me va a explotar...- Le confesó a Will mientras este le chequeaba los signos vitales - Si me pongo de pie, muy probablemente me caiga, me da vertigo - Añadió, también - Pero seguro se me pasa en cuanto empiecen a volver mis poderes... por ahora no puedo congelar ni un cubo de hielo - Admitió, viendo a Rylei tan serio de pie junto a la cama - Deberías sentarte...- Sugirió, mirando al otro, para luego volver su mirada al arcangel.- Le digo que no es nada pero no me cree... ¿Verdad que no es nada serio, Will? - Le apremió según su creencia para que hablara.

OFF: Puedes hacer con Ikuto lo que quieras, dejo a tu disposición su "enfermedad" xD]

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Jue Jun 21, 2012 3:31 pm

Will se le quedó mirando con seriedad a Ikuto, pues adquiría ese semblante cuando se concentraba a la hora de hacer su trabajo, pero pareció sorprenderlo el comentario que le hizo el peliplata a Rylei-Oh sí, lo siento, perdona mi descortesía, puedes sentarte aquí...-Le dijo al rubio, haciéndose a un lado para que se sentara en la silla junto a la camilla, pegada a la pared. -Pues no es nada grave, pero si necesitas reposar...y te daré algunas pastillas...-Le prestó su brazo para que se apoyara en él sentarse sobre la camilla, mientras ahora se ponía su estetoscopio en los oídos y escuchaba su respiración sobre sus pulmones, indicándole que metiera y sacara el aire un par de veces.-Muy bien...lo que tienes es un síndrome común que provocan las personas que tienen una capacidad muy desarrollada para absorber poderes, estos malestares son comunes después de que absorben una parte de tu energía vital...si te hubiera tocado más habría sido fatal-Admitió el rubio.

-¡No! gracias, no te molestes...aquí está bien-Le contestó a Will con una fugaz sonrisa en su semblante serio, cuando se hizo a un lado para que se sentara, luego escuchó su explicación acerca de lo que tenía, algo tan sumamente obvio, que no se le había pasado por la mente debido a la angustia que le dio el repentino malestar del peliplata.

Will se volvió hacia Rylei en aquel momento-Por ahora va a seguir sintiéndose mareado, así que deberías ayudarlo a ir a su habitación y que descanse el resto del día, si es posible mañana también...-Se volvió hacia Ikuto-Te tomarás una ahora y otra en la noche...son cada 6 horas...si después de mañana sigues sintiéndote mal o cualquier otro síntoma que tengas, no dudes en venir...¿Sí? Estaré encantado de atenderte...-Le aseguró con su deslumbrante sonrisa el rubio-Vengan...te daré las pastillas, ¿Requieres una receta médica?-Preguntó mientras caminaba hacia su escritorio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Sáb Jul 07, 2012 12:50 pm

Ikutó siguió las indicaciones de Will, sentandose en la camilla, dejando que le auscultara el pecho, y escuchando lo que tenía. Si él decía que no era nada grave, entonces tenía razón, pero un buen sueño no le vendría nada mal. Asintió a las palabras del ángel.- No creo sentirme mal mañana, pero si eso pasa, vendré enseguida... - Aseguró escuchando sus palabras para tratar de ponerse en pie, aún algo mareado para ir por los medicamentos - No creo requerirla, no te preocupes por eso Will. Solo tomaré una e iré a dormir un poco si es que las vueltas de mi cabeza me lo permiten - Explicó, pasandose una mano por los cabellos plateados y al sentirse demasiado mareado como para caminar, volteó a mirar a Ryeli, quien antes le ayudara solicito, y bajó la mirada al suelo. Ahora que el malestar comenzaba a pasar, se daba cuenta de que lo había tratado bastante mal.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Dom Jul 15, 2012 9:04 pm

Rylei asintió casi ceremonialmente a las indicaciones de Will-Sí...-Respondió con firmeza, pudo reprimir a tiempo lo que le seguía a esa respuesta que antes fuera automática para él cuando estuvo en la milicia: "Sí señor", pues muchas veces antes se había encontrado con ese tipo de situaciones complicadas en las que había aprendido a erradicar sus sentimientos y permanecer con la cabeza fría para no complicar las cosas, aunque aquello no fuera tan "de riesgo mortal" como lo habían sido otras cosas que le habían pasado, reaccionaba así de todas formas porque ya estaba acostumbrado a ello. Viendo que Ikuto trataba de incorporarse, rápidamente se acercó hacia él para ayudarlo y le hizo pasar su brazo por encima de sus hombros para que pudiera cargarlo mejor y siguió a Will.

Will sonrió mientras rodeaba su escritorio para poder tomar las pastillas de un cajón donde las tenía guardadas-Muy bien...en ese caso...aquí tienes...están nuevas-Se las dio a Rylei quien tendió la mano primero para recibirlas-Descansa mucho y...ya no se metan en problemas...¿Vale? Cuídalo muy bien Rylei, nada de esfuerzos...-Le aconsejó con una sonrisita maliciosa, haciendo contacto visual con el fugazmente.

Las mejillas de Rylei adquirieron un tono más intenso por unos momentos y abrió muy grandes los ojos de sorpresa al captar su insinuación, pero procuró agachar la mirada y permanecer serio-Claro...no hay problema...-Contestó tratando de sonar gentil aunque ese comentario no le hubiera hecho gracia.

-Vamos...los acompañaré al elevador...-Le dijo mientras comenzaba a caminar hacia la salida

-Déjame cargarte...-Le pidió Rylei a Ikuto con una súplica leve en su rostro que se reflejaba preocupado por él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Lun Jul 16, 2012 10:05 am

Rodeó los hombros de Rylei con su brazo, dejando que lo ayudara a caminar y que tomara las pastillas que Will le había tendido. Como una muñeca desmadejada, cansado, se dejó hacer por el rubio exmilitar caminando hacia el asensor, sin darse por entendido del suspicaz comentario de Will. Ante su petición de que le dejara cargarle, viendo aquel rostro tan hermoso y tan preocupado a la vez, no pudo evitar sonrojarse.- V-vale, esta bien...- Aceptó, tartamudeando como un crío, rodeando el cuello del mas alto con sus brazos para que pudiera llevarle con mayor comodidad, apoyando el rostro contra su pecho, frotando su suave mejilla contra la piel bronceada ajena, aspirando su aroma y dejandole hacer a voluntad. Ya sabía donde estaba su habitación, eso no tenía que decirselo.

Una vez allí... tal vez tendrían que aclarar un par de cosas.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Lun Jul 16, 2012 3:21 pm

Al ver que cedía, soltó un leve suspiro de alivio y lo levantó en brazos para traspasar la puerta con él así.

Mientras el "Arcángel" hacía el favor de llamar al elevador por ellos

-Cuídense mucho...nos veremos pronto-Los despidió dedicándole otra sonrisa a Rylei


Este permaneció serio pero se la devolvió débilmente-Gracias...hasta luego-Contestó con cortesía, mientras las puertas del elevador se cerraban. Estuvieron ahí dentro unos segundos en los cuales el "felino" que ahora era un hombre, permaneció quieto y callado, hasta que se abrió la puerta otra vez en el piso de la habitación del bibliotecario y este se dirigió hacia allá con paso cuidadoso para no importunar mucho al peliplata. Una vez entraron lo colocó en la cama cuidadosamente. Se sentó a su lado para mirarlo en silencio, pero después esos feroces e impresionantes ojos dorados, se clavaron con aflicción en la sabanas, estaba dispuesto a escuchar lo que tuviera que decirle el bibliotecario sin defenderse, de todas formas, no tenía mucho qué decir a su favor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mariuk
Omega
Omega
avatar

Mensajes : 3362
Fecha de inscripción : 20/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Lun Jul 16, 2012 3:46 pm

Ikuto dejó que le llevaran y, cuando sintió la cama bajo su cuerpo, suspiró casi con alivio. Sintió la mirada de Rylei sobre él, lo que le hizo desviar la suya con un tanto de verguenza. Respiró profundo. No le gustaba ver así al mayor después de como lo había conocido. Reunió valor y finalmente decidió hablar. Llevó su mano suave a tomar el rostro ajeno y hacer que lo mirara, pese a que el suyo aun se notara avergonzado.- Gracias... No debía... haberme enojado tanto después de que me salvaras, es que... me habia sorprendido tanto, y el dolor de cabeza, y...- Suspiró, tratando de no excusarse tanto - Sea como sea, solo... quiero saber por qué - le dijo - ¿Por qué me engañaste todo este tiempo? - Era todo lo que quería saber. Después que se habían conocido, después de todo... ¿Por qué había seguido engañandolo?

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Miér Jul 18, 2012 11:47 pm

Sintió su suave toque como un bálsamo que lo sacara un poco de su melancolía interna, la idea de perderlo le angustiaba, pero inclusive su voz era suficiente para tranquilizarlo, por lo tanto el alivio que le causaba ver en sus ojos, era indescriptible. Escuchó con atención digna de un felino, sus palabras, con los ojos fijos en él, pero con aquel rostro perfecto tan quieto y serio como el de una estatua. Él también soltó un suave suspiro luego de que el bilbiotecario lo soltara, bajando de nuevo la mirada por breves instantes, mientras pensaba por donde comenzar-no...tuviste razón en enojarte...toda la razón...precisamente por eso...-Dijo eso último devolviendo sus ojos dorados a los suyos-yo...no tengo justificación...no tenía derecho a engañarte...sé que está mal, sabía que estaba mal...-Dijo apartando la mirada nuevamente y inhalando profundamente, como si tratara de controlar su enojo, después de todo estaba molesto consigo mismo por haber hecho aquello-pero...es que...de pronto te conocí y me di cuenta de...lo especial que eres-Comenzó a confesarle mientras sus ojos dorados se perdían en los suyos a medida que hablaba-de cuanto disfruto tu presencia...la manos, ¡de tu forma de ser entera!...es como...una paz infinita y cuando me hablas...tu voz...todo de ti...yo sólo...pensé que si te lo decía...que si...te confesaba la verdad...ibas a molestarte tanto que...iba a perderte y yo...fui un cobarde-Admitió finalmente sin poder seguir mirándolo más a los ojos, volvió a agachar la mirada-No quería...que eso pasara...no sabía como decírtelo...-A pesar de su forma de ser tan seria, que a veces podía parecer uncluso fría, en aquellos momentos se notaba vulnerable, afligido.


Deslizó su mano, soltando el rostro ajeno, desjandola descansar en su regazo junto a la otra, escuchando al rubio y su confesión. Empero, se sonrojó bastante cuando comenzó a decir todas aquellas cosas sobre su persona. Rylei era una de las pocas personas a las que aquella calma proveniente de su persona no le parecía exasperante, por lo que se sintió mas tranquilo de saber todo aquello, pero al mismo tiempo sentía leves mariposas en el estómago a medida que hablaba el otro, sonrojandose de nuevo cuando le miró a los ojos.

Cuando finalmente la habitación volvió a quedar en silencio, deslizó su mano para tomar la ajena en una suave caricia. Dejó salir su aliento en un suspiro hondo antes de hablarle. - Me hace feliz que me lo dijeras - Admitió - De saber que... después de todo lo que había llegado a pensar de porqué... nada era lo que pensaba - Murmuró. Incluso llegó a pensar por un instante que todo se trataba de una treta y que Rylei era un traidor, pero se dio cuenta de que estaba equivocado.- La verdad es bastante dificil que me enoje, pero cuando eso pasa... bien, ya vez como me comporté - Buscó no darle demasiada importancia - El caso es que... me gustas... creo que lo sabes, Rylei... Así que creo que, si me lo hubieras dicho, no me habría enojado contigo... no tanto al menos - Admitió con una levísima sonrisa revoloteandole por la faz - Y menos después de que me salvaste... sino hubieras estado, esos mutantes... y yo...- ¿Quien sabe que le hubieran hecho?
Le invadió la angustia en ese instante y buscó abrazarse a él, ocultando en él su rostro. La presencia ajena era lo que le tranquilizaba a él, le hacía sentir seguro.


Rylei lo escuchaba mientras en su rostro iba pintándose una sonrisa que no pudo contener, simplemente el estómago le dio un vuelco de entusiasmo cuando le dijo que le gustaba, en sus ojos también se reflejó un destello adorable de emoción, seguramente el bibliotecario no le habría creído de habérselo dicho, pero es que no pensó gustarle realmente, para él era tan hermoso y tan ditinto a él mismo, de hecho, opuesto completamente...que acabó por descartar esa opción sin darse cuenta hasta aquel momento. Sintió que se pegaba a él y que sus delicadas manos se apoyaban alrededor de su cintura mientras su rostro se apoyaba en su regazo, pues aún estaba acostado en la cama. Casi como si fuese una figura de cristal quebradiza, el rubio extendió una mano vacilante hacia él y la colocó sobre sus cabellos plateados que tanta tentación le daban, tocándolos con delicadeza, eran tan suaves, era como un sutil terciopelo escurriéndoce por sus dedos, lo cual le hizo sonreír más pronunciadamente-me alegra mucho haber estado ahí...-Le aseguró con esa voz suya, grave y varonil, serena, pero con un toque jovial muy suyo, agradable-de no haber estado...no me lo hubiera perdonado jamás...-Le dijo buscando sus ojos nuevamente, pues podría contemplar su rostro niveo por el resto de su vida sin hartarse, luego otra vez una espontánea sonrisa atractiva nació en sus labios, con una leve risa encantadora-Creo que...ya no tengo que decirte lo que siento...debe ser muy obvio ahora...que probablemente estés pensando que soy un loco obsesionado por ti...-Dijo en tono de broma con otra risa más.


Un escalofrío le recorrió cuando la mano ajena le acarició los cabellos plateados cual cascada. Su voz tan masculina también le gustaba mucho. Agradecía profundamente que hubiera estado ahi para salvarle. Contempló sus ojos por instantes cuando estos se encontraron y se sonrojó un poco ante la mirada que le daba el mayor, notando como le sonreía y procurando corresponder el gesto con uno igual aunque mas suave. Pese a ello, no pudo evitar reir bajito, casi ahogado y tintineante cuando el otro dijo que estaba obsesionado.- Pues la verdad es que nunca he tenido un acosador - Comentó con aquella levísima risa - Así que no sabría decirte si eso es bueno o malo, ya vez - Se soltó entonces de él, un poco avergonzado, volviendo a acomodarse sobre la cama - Pero en lo que a mi respecta, quedate conmigo el tiempo que desees - Le dijo. Finalmente aquello había terminado por hacerlo más feliz. Pese al incidente con los mutantes, lo sucedido con Rylei era mucho más importante, eclipsaba todo lo demás.


-Pues al respecto sólo puedo decirte que…no soy peligroso, no tanto es decir…bueno…-Extendió otra sonrisa nuevamente sintiéndose torpe al darse cuenta de que estaba nervioso, se sentía otra vez como si fuera un torpe adolescente con ese cosquilleo curioso en la nuca cuando Ikuto le miraba fijamente a los ojos, sus ideas y pensamientos se disipaban de inmediato, tenía que ponerse serio para poder concentrarse-…no…sería incapaz de hacerte nada…que tú no quisieras, te aseguro que voy a comportarme…-Terminó por decir mientras volvía a sentir la tentación de tocarlo y su mano terminaba por si sola acariciando la mejilla del peliplata, muy lenta y suavemente, un toque sutil pero electrizante, el mínimo contacto con su piel se sentía sumamente intenso, por lo que su mano se retiró discretamente, quería dejar de contemplarlo con tanta insistencia pero le era difícil-Debes descansar…-Musitó finalmente, viendo que los párpados de Ikuto comenzaban a cerrarse-Gracias…-Le Musitó luego mientras velaba su sueño, esperando que fuera vencido por el cansancio en cualquier momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Jue Jul 19, 2012 12:24 am

- De cualquier forma, no pensaba que fueras peligroso. Era lo último que pasaba por mi cabeza - Le aseguró, viendolo actuar, casi ronroneando como el felino que no era por la caricia en su mejilla. Le gustaba sentir sus manos un poco asperas, pero grandes y cálidas. - Confío en tí Rylei - Le aseguró con una pequeña sonrisa antes de notar que sus parpados se medio cerraban cuando el otro le dijo que debía descansar.- Rylei... el medicamento - Le recordó entonces. Aún no lo había tomado. Atrajo un vaso desde la repisa, envolviendolo en una burbuja de agua, aunque esta se tambaleaba y en cualquier momento parecía a punto de explotar, logró llegar a su mesa de noche a salvo. Entonces el agua volvió al vaso. Ikuto se sintió satisfecho. No estaba tan mal entonces. Le miró a los ojos de nuevo entonces - ¿Y por que me das las gracias? -Recordó entonces, sin entender porque le decía aquello. MAs bien, quien tenía cosas que agradecer era el peliplata al rubio, no a la inversa.

El felino también había olvidado la medicina por completo hasta que el peliplata la recordó-Ah sí...que distraído, lo siento-Se disculpó queriendo levantarse por ella para que él no tuviera que hacerlo, pero se quedó paralizado cuando lo vio usando sus poderes-¡No!-Trató de impedírselo pero enmudeció ante la sorpresa de ver que aquello funcionaba y la burbuja decadente lograba sobrevivir hasta encontrar su destino en la mesita, con una pequeña sonrisa lo miró comenzar a tomarla pero se le desvaneció cuando le preguntó eso y sus ojos dorados vacilaron de los claros de Ikuto hacia la sábana nuevamente, el rubio no era muy expresivo pero en los leves gestos en los que cambiaba su rostro, se reflejó que estaba en apuros, sus mejillas se ruborizaron muy levemente mientras carraspeaba la garganta unos instantes antes de contestar y verlo a los ojos nuevamente-Porque...después de todo...me has perdonado y me has dejado quedarme contigo...cuando en realidad tendrías que haber hecho lo contrario, echarme de aquí como el "gato callejero" que era...-Trató de bromear un poco con una leve risa, buscó tomar su mano, sosteniéndola entre las suyas luego de que vio que se acomodaba de nuevo, habiéndose tomado la medicina-Quiero estar a tu lado...-Le confesó repentinamente, acercándose a presionar sus labios sobre los suyos, repentinamente.


Le apenó ponerle en apuros pero realmente no se daba cuenta del porqué de aquello hasta que se lo explicó. Bien, eso tenía sentido... o lo tendría si él fuera como el resto de las personas que conocía. Se sonrojó un poco más el también, aunque sus palabras le hicieron reir un poco sin ahogarse. Cuando sus manos sostuvieron la suya, buscó más bien entrelazar sus dedos. No quería que se alejara, ni aunque se durmiera. Quería estar seguro de que estaría ahí cuando despertara. Empero, cuando se le acercó repentinamente el pulso se le agitó, pese a ya saber lo que seguía, y sus labios se encontraron con los ajenos. Le correspondió con suavidad, con calma, de manera dulce, como todo en él mientras sentía como su pulso cardiaco le retumbaba en los oidos pese a que de momento él no pensara en parar. Incluso llevó su mano libre a enredarse en los cabellos ajenos, deseando mantener aquella agradable calidez tan cercana a él como fuera posible.

Rylei pudo percibir incluso como latía fuertemente su corazón gracias a sus sentidos aumentados, pero procuró no darlo a notar demasiado aunque aquella reacción le pareciera sumamente adorable y le hiciera tener el impulso de acariciar su rostro de nuevo con la mano que no estaba enredada con la del peliplata, mientras dejaba que sus labios se conocieran nuevamente, era la segunda vez que se encontraban en esos besos calmados y dulces que eran el estilo del bibliotecario, simplemente le fascinaban, tenía que contenerse demasiado para no emocionarse y acabar mordisqueándolo furiosamente, pues es que su boca se le antojaba tan tibia, blandita y sonrosada...además de ese sabor tan peculiar, como suave pero a la vez intenso, ni muy dulce ni tampoco amargo, era...suyo, era especial, como todo él. Cuando sintió que ya no podría tener más control para seguir besándolo calmadamente, optó mejor por separarse de su boca deteniendo aquel beso magistral con sutileza-Quiero decírtelo...es que lo siento...no me gustas...-Le musitó mientras aún estaba muy cerca de su rostro-Me fascinas...-Pudo haberle dicho muchas otras locuras como que haría cualquier cosa por él, sería cualquier cosa, permanecería a su lado cada segundo...pero prefirió simplemente darle otro fugaz beso, para sellar su confesión de una manera más...sólida, tenía tantas ganas de sentirle...pero prefería darle tiempo, tampoco quería asustarlo ni apresurar las cosas, entre más duraran más las disfrutaría.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sou8
Beta
Beta
avatar

Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   Jue Jul 19, 2012 1:04 am

Lo besó por un rato que se le hizo larguisimo, eterno, y cuando finalmentre se separaron le sonrió suavemente. Empero, su corazoncito se encogió cuando empezó a excusarse, a decirle que no le gustaba. Casi se sintió a punto de echarse a llorar cuando el otro le aclaró lo que era obvio y se sintió un poco idiota.- Baka...- Susurró bajito, sobre sus labios antes de que volvieran a besarse, sin darse cuenta de insulto en japonés que se le había escapado. Su idioma natal. Al separarse, mantuvo la sonrisa en sus ojos, pero sus ojos ya lucían cansados, entrecerrados. Lo último que pudo decirle al rubio fue un - No te vallas Rylei... quedate conmigo - Le pidió, o casi rogó sin soltarle del agarre de su suave mano, rindiendose a los brazos de Morfeo, donde seguramente soñaría con Rylei.


El rubio no entendió lo que quiso decirle, pero sonó a otro idioma lo cual le hizo sonreír con curiosidad-¿Cómo?...-Preguntó bajito pero sus ojos nuevamente centellearon conmovidos ante su ruego-Nunca...aquí estaré...siempre-Le contestó acariciando su frente mientras percibía como la fuerza en el agarre del peliplata se desvanecía y su semblante se quedaba quieto y sereno mientras se abandonaba a su sueño-Descansa...-Musitó luego mientras sentía una felicidad inflamándose en su interior, como nunca antes la había sentido. Terminó por acomodarse a su lado y se quedó dormido abrazándolo, con un brazo alrededor de su cintura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¡Emboscada!   

Volver arriba Ir abajo
 
¡Emboscada!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Cerrado] Contra-Emboscada [Interpretativo-Libre]
» Emboscada de unidad con varias armas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
X FACTOR: El Futuro es Ahora :: Nueva York :: .:~*Manhattan*~:. :: .:~*Central Park*~:.-
Cambiar a: